Las autoridades de Filipinas elevaron ayer a 37 el número de muertos causados por la tormenta tropical Saola, que ha provocado inundaciones y 180.000 evacuados en todo el país en los últimos seis días.

Según el Centro Nacional de Prevención de Desastres, 21 personas han muerto ahogadas, 11 a causa de los árboles derribados por el temporal y otras cinco por diferentes causas.

Las inundaciones causadas por la tormenta, que en este momento se encuentra en Taiwán, han afectado hasta el momento a más de 519.000 personas y causado pérdidas millonarias a la agricultura y daños en infraestructuras.

Grandes áreas de la capital, Manila, fueron anegadas, lo que provocó el cierre de escuelas y algunos centros de trabajo, incluida la Embajada de Estados Unidos.

Fuente: EFE

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.