Ante los problemas de contaminación que afectan a la laguna Alalay, con mayor intensidad en los últimos meses, el presidente del Concejo Municipal, David Herrada, anunció que pedirá que la Alcaldía presente un informe sobre el uso que ha hecho de los 300 mil bolivianos que el órgano deliberante aprobó hace más de un mes.

Asimismo, se solicitará que el Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa) explique el grado de avance del proyecto de renovación de tuberías de alcantarillado en los alrededores de Alalay, que en 2011 derivó en un proceso penal contra el gerente de la empresa de servicios por verter aguas contaminadas a la laguna.

Según Herrada al margen del conflicto de competencias que existe entre el nivel local, departamental y nacional, el Concejo emitió la Ordenanza 4432 el 15 de junio, declarando estado de emergencia en la laguna amparado en la Ley de Autonomías.

Desde fines de septiembre de 2011, la cantidad de macrófitas se ha incrementado hasta llegar a cubrir el 80 por ciento de la cubeta de Alalay. A pesar de los últimos esfuerzos realizados por la Dirección de la Madre Tierra para reducir la cobertura los problemas en la laguna continúan.

“Nosotros hemos aprobado 300 mil bolivianos para la alimentación de los soldados que coadyuven en el trabajo de la cosecha de macrófitas, pero hasta ahora no han comenzado este trabajo y creo que hay preguntar a los responsables qué sucede”, dijo el presidente del Concejo.

Además, de la extracción de macrófitas el Concejo recordó que Semapa presupuestó un fondo para la renovación de la red de alcantarillado que está alrededor de la laguna Alalay.

De hecho el ingreso de agua contaminada, proveniente del río Rocha, el canal de riego de La Angostura y las conexiones clandestinas.

Según David Herrada “Esta semana vamos a pasar informes de petición tanto a la Alcaldía como a Semapa”.

A ello se suma que ante el control que existe en la laguna Alalay durante el día, los vecinos que viven en los alrededores han optado por botar sus residuos domiciliarios, durante la noche, hacia la laguna Alalay.

Los ciclos de la laguna Alalay

Según los antecedentes del estudio realizado por la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), desde fines de los años 90 hasta la actualidad la laguna Alalay ha presentado tres estados- previstos en la evolución de los lagos- sin que se haya derivado en un pantano, que sería una fase previa a la desaparición.

Después de la crisis de 1997 en la que se realizó el dragado de la laguna, el espejo de agua atravesó por un “estado de aguas turbias”. Entre 1998 y 2003 se registró una abundancia de algas microscópicas , que purificaron la laguna al captar nutrientes.

Entre 2004 y 2006, la laguna se caracterizó por un aumento de la vegetación flotante o “repollitos de agua”, que se controló con la extracción manual de las macrófitas.

Desde 2010 hasta ahora, la laguna de Alalay se caracterizó por incrementó de la vegetación, que según una investigación de la UMSS es importante, pero lo adecuado es que esté distribuida en varios lugares y no extendida en todo el fondo.

Algunos de los servicios

Las lluvias

Se creó para desviar el agua del río Rocha y proteger a la ciudad de inundaciones.

La humedad

Al ser la ciudad un espacio secó recibe humedad de esta laguna.

Recicla

Asimila los nutrientes que ingresan a través de desagües y ríos.

Fuente: Los tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.