El ministro de Gobierno, Carlos Romero, anunció ayer que se presentará una “querella criminal” ante el Ministerio Público contra la Agencia de Noticias Fides (ANF) por “calumniar y difamar el discurso del presidente Evo Morales”, que pronunció enTiawanaku, y así “sentar un precedente con una sanción drástica”.

Ante este anuncio, la Asociación Nacional de la Prensa (ANP) expresó su preocupación y recordó que están en plena vigencia la Ley de Imprenta y los tribunales de autorregulación ética de la ANP, reconocidos tanto por el Presidente del Estado Plurinacional como por la Ministra de Comunicación, a los que corresponde tratar estos asuntos.

Romero dijo ayer que su colega de Comunicación, Amanda Dávila, ratificó que presentará la querella.

Tribunales pertinentes

“Al margen del tema de fondo que motivó las declaraciones oficiales, la ANP lamenta también que el señor Ministro de Gobierno haya anunciado que ‘hay que sentar un precedente con una sanción drástica’, según la información de la agencia ABI, aun antes de que se haya pronunciado el tribunal pertinente y pese a que ANF rechazó las acusaciones públicas que se le hicieron y dio explicaciones sobre el contenido de la información que difundieron también otros medios”, expresa el comunicado emitido ayer por la ANP.

El artículo

El miércoles, ANF publicó un artículo afirmando que Morales señaló que si la gente pasa hambre en el oriente del país es por “flojera” mientras que en el occidente es a causa de fenómenos climatológicos.

ANF publicó el reclamo de Dávila y admitió la posibilidad de haber incurrido en errores e imprecisiones, pero rechazó las acusaciones de intención “maliciosa, tendenciosa y provocadora” hacia el Gobierno.

El Gobierno acusa a ANF de haber “distorsionado” ese discurso. Romero lamentó que el Presidente sea “permanentemente víctima de ataques y agresiones, seguramente por su condición de indígena”. “Esa es la política de sectores conservadores, sectores enemigos de este proceso histórico que vive el pueblo boliviano y quieren hacer política en responder con esa clase de calumnias”, dijo.

Santa Cruz

Entretanto, el secretario de Gobierno de la Gobernación de Santa Cruz, Vladimir Peña, pidió ayer al Presidente “admitir su culpa” respecto a las palabras que emitió el pasado miércoles en Tiwanaku relativas a la presunta flojera en el oriente boliviano y no culpar a los medios de comunicación de supuestas “tergiversaciones”. / Los Tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.