La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, volvió a ser elegida este año la mujer latinoamericana más poderosa del mundo, según una lista difundida ayer por Forbes donde también aparecen la presidenta argentina, Cristina Fernández, las cantantes Jennifer López y Shakira, y la modelo Gisele Bündchen.
La mandataria brasileña sigue siendo además la tercera mujer más poderosa del mundo, según el cotizado ránking que elabora la revista económica, que le dedica la foto de portada, pese a quedar por detrás de la canciller alemana, Angela Merkel, y la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, en ese orden.
Rousseff, que en 2011 le arrebató el puesto de mujer latinoamericana más poderosa a la juez de origen puertorriqueño Sonia Sotomayor, que no aparece en esta última lista, está por delante de otras poderosas damas, como Melinda Gates, Michelle Obama o Christine Lagarde.
“Quiero que mi legado sea un Brasil con una clase media cada vez mayor, que sea altamente competitivo y educado”, dijo Rousseff en una entrevista que concedió a Forbes.
[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.