LA DESICIóN ADOPTADA SERá REMITIDA AL EJECUTIVO PARA QUE SEA EL PRESIDENTE EVO MORALES QUIEN OFICIALICE EL NOMBRAMIENTO

En sesión reservada el pleno de la Cámara de Senadores aprobó anoche la designación del exministro de Gobierno, Sacha Llorenti, como nuevo embajador boliviano ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

De acuerdo con el artículo 91 del Reglamento General de la Cámara de Senadores, “la sesión reservada se instalará a solicitud de una senadora o senador o a solicitud del Órgano Ejecutivo cuando se traten asuntos de seguridad del Estado, denuncias contra senadoras y senadores, ratificación de ascensos, nombramiento de embajadores y de ministros plenipotenciarios”.

El mismo artículo advierte que “la violación de la reserva será considerada como falta grave y se remitirá a la Comisión de Ética de la Cámara de Senadores, para su procesamiento”.

En el recinto de la Cámara Alta la medida asumida por la mayoría oficialista fue criticada por senadores de la oposición y justificada por el oficialismo, confirmaron a Página Siete -por separado- dos fuentes legislativas.

La primera de ellas aseguró que “una vez que se comenzó a tratar la designación del señor Sacha Llorenti se leyó el informe de la Comisión de Políticas Internacionales, se puso en consideración del pleno camaral, hubo discursos de ambas partes y luego los senadores aprobaron ese informe con dos tercios de voto” y se excusó de dar otros detalles de esa sesión.

En tanto que la segunda fuente señaló, antes de la aprobación, que senadores de la oposición criticaron la nominación de Llorenti como embajador boliviano ante la ONU, mientras los oficialistas justificaron su respaldo al exministro de Gobierno y destacaron que cumple con todos los requisitos para asumir ese alto cargo diplomático.

No obstante, la designación de Llorenti como embajador boliviano ante la ONU estuvo precedida por una fuerte polémica entre quienes condenaron su nombramiento por sus antecedentes al frente del Ministerio de Gobierno y quienes justificaron y respaldaron su designación en la Asamblea Legislativa.

OBSERVACIONES La bancada de la alianza opositora Convergencia Nacional (CN) en la Cámara de Senadores presentó su objeción a la sesión antes de que trate la aprobación del exministro de Gobierno, Sacha Llorenti, como nuevo Embajador ante la Organización de las Naciones Unidas.

Mediante una carta, enviada a la presidencia de la Cámara Alta, Gabriela Montaño, la bancada de oposición aseguró que no se hará responsable de la designación de Llorenti, quien es cuestionado por dirigentes indígenas críticos al Gobierno por la represión a la marcha del TIPNIS en septiembre de 2011.

“No podemos concebir que aprovechando ustedes de los dos tercios (que el pueblo boliviano les otorgó en algún momento), tanto en la Comisión de Política Internacional, como en el Pleno Camaral, sean utilizados en desmedro y olvido de los actos que fueron realizados por la exautoridad, ya que en el último cargo que desempeñó fue removido luego de la violenta intervención a la VIII marcha indígena en defensa del TIPNIS”, indica parte de la carta enviada por la totalidad de senadores de CN.

Convergencia cuestionó la nominación del exministro de Gobierno al contar con observaciones de sectores de la población para su designación como delegado boliviano ante la ONU.

A su vez la presidenta de la Comisión de Política Internacional del Senado, Claudia Torres, advirtió que la “sombra” del general Miguel Sanabria, sentenciado a 14 años de cárcel en Estados Unidos por tráfico de drogas, podría perjudicar la otorgación de la visa diplomática a favor del exministro de Gobierno, Sacha Llorenti, designado como nuevo embajador boliviano ante la ONU.

fuente: Opinión

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.