Pobladores de Campanero y Abra Nueva mantienen el bloqueo en la carretera que une a la capital cruceña con Trinidad y la Chiquitania. Este miércoles, cientos de vehículos se encuentran varados en la zona.
Después de casi 33 horas de haberse efectuado la toma del edificio municipal, los más de 50 funcionarios, además del burgomaestre Wilfredo ‘Coco’ Áñez, ayer abandonaron cerca de las 18:00 el cautiverio al cual fueron sometidos por los pobladores de Campanero y de Abra Nueva que reclaman obras en sus jurisdicciones.

Los manifestantes dejaron esta medida de protesta que habían iniciado el lunes y, por decisión de las bases, procedieron a bloquear la ruta de una de las principales vías del país. El corte de la carretera es en inmediaciones de la entrada a la comunidad de Campanero, distante cinco kilómetros de Cotoca a unos 26 de la capital cruceña.

La molestia de los lugareños se originó por el atraso en la entrega de la plaza principal de Campanero que debía efectuarse en noviembre del año pasado, además de la construcción de aulas en la escuela de Abra Nueva y el incremento en el Plan Operativo Anual (POA) de estas comunidades para la próxima gestión./EL DEBER

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.