Cuarenta y un comunidades ya consultadas del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), es decir el 60% del total existente de 69, rechazaron la intangibilidad de la reserva natural en el nordeste amazónico de Bolivia y 40 de ellas, es decir 57% del global, se pronunciaron por la construcción de una carretera, dijo el martes el ministro de Obras Públicas Vladimir Sánchez.

En poco más de 5 semanas de desarrollado el proceso de consulta, el rechazo a la Ley 108 de intangibilidad, que prohíbe obras en esa región, fue contundente, como también lo fue la decisión a favor de la construcción del II tramo de la vía Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, a la que una dirigencia de la Confederación de Indígenas del Oriente Boliviano (Cidob), se opuso tenazmente los últimos 12 meses.

“Ya hemos realizado la consulta a 41 comunidades, de estas ninguna acepta la intangibilidad, todas han rechazado, esto nos da un mensaje muy claro, que los dirigentes de la octava marcha no han consultado a las comunidades. La carretea la han aprobado igual las 41 comunidades, excepto San Miguelito que planteó una variante”, indicó en rueda de prensa.

La autoridad explicó que las 41 comunidades que rechazaron la intangibilidad del TIPNIS, representan el 60 % del total de las comunidades originarias de esa región, que suman al menos 69 que deben ser consultadas, y las que aprueban el tendido del tramo II de la carreta Villa Tunari San Ignacio de Moxos constituyen el 57 %.

“La mayoría absoluta han rechazado la intangibilidad y han aceptado la construcción de la carretera”, aunque aún no ha terminado la consulta remarcó.

No obstante, dijo que la comunidad de San Miguelito planteó una variante que consiste en buscar rutas alternas al núcleo del Tipnis, que es el recorrido que en principio se trazó para la construcción de la carreta por la reserva.

Sánchez precisó que las comunidades consultadas son: Limo del Isiboro, Santísima Trinidad, Santa Rosa del Ichoa, San Miguelito, Santa Rosa, Nueva Esperanza, Pampita, Dulce Nombre, Providencia, Monte Cristo,Oromomo, Asunta, Ushve, Palmar de Aguas Negras, Areruta, San Juan de la Curva, Santa Anita del Sécure, Cachuela, Nueva Natividad, Santa Rosa del Sécure y Villa Hermosa.

Además, las comunidades de Capital, San Bernardo, Secejsama, Fátima de Moleto, San Antonio, San José de Angosta, Buen Pastor, Puerto Pancho, San Jorgito, Carmen de la Nueva Esperanza, Tres de Mayo del Ichoa, Puerto Beni, Sanandita, San Benito, San Juan del Isiboro, Villa San Juan, Villa Asunción y Mercedes de Lojojota.

La consulta en el TIPNIS se inició el 29 de julio con el objetivo de dar la palabra a los indígenas que habitan la reserva para que se pronuncien sobre su futuro, pues, según el Ejecutivo, tanto la intangibilidad y la construcción de la vía son aspectos decisivos para modificar las condiciones de vida que tienen en la actualidad los habitantes de esa parte del país./ABI

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.