La exposición al humo del tabaco puede causar daños a la memoria de los “fumadores pasivos”, las personas que viven o pasan tiempo regular con fumadores, afirma un estudio.

La investigación llevada a cabo en la Universidad de Northumbria, Inglaterra, siguió durante más de 4

años a un grupo de fumadoras y fumadores pasivos, encontró que quienes se habían visto expuestos de forma pasiva al humo del cigarrillo regularmente mostraron al final del estudio peores habilidades en pruebas de memoria que quienes no estuvieron expuestos.

Tal como señalan los investigadores en la revista Addiction, éste es el primer estudio que explora la relación entre la exposición al humo del cigarrillo de otros fumadores y los problemas de memoria.

El mismo equipo de científicos, dirigido por los doctores Tom Heffernan y Terence O´Neil, ya había investigado el impacto del fumar en los problemas de memoria.

En un estudio anterior sometieron a fumadores a pruebas de memoria, en las que debían identificar una serie de tareas predeterminadas.

Los resultados mostraron que los fumadores lograron identificar 59 por ciento de las tareas, mientras que quienes nunca habían fumado identificaron 81 por ciento de ellas.

Impacto cognitivo

Ahora, llevaron a cabo el mismo experimento para conocer el impacto del humo del cigarrillo en la memoria de no fumadores.

“Nuestros hallazgos sugieren que los déficits asociados con la exposición al humo de segunda mano se extienden a las funciones cognitivas de la vida diaria”, manifestó Heffernan./Opinión

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.