El proyecto a diseño final del ferrocarril que conectará Bulo Bulo con Montero ya está en marcha y con él la posibilidad de abaratar los precios del transporte de la urea que producirá la planta que será construida por la empresa coreana Samsung en el trópico de Cochabamba, anunció ayer el presidente interino de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas.

“Tenemos que generar la logística y transporte para el traslado de la urea y amoniaco y, por lo tanto, vamos a hacer una inversión (…) para asegurar el transporte”, dijo en una entrevista con los medios estatales.

Explicó que “el 20 por ciento (de la urea y amoniaco) se va a utilizar en el mercado interno y el 80 por ciento se va a exportar a Brasil y Argentina” y dijo que “necesitamos trasladar la urea hasta Santa Cruz y va a haber la construcción del ferrocarril Bulo Bulo-Montero, eso ya es un hecho”.

El titular de YPFB aseguró que se va a dejar la urea en Santa Cruz, porque “tenemos ya las vías ferroviarias que van a llevar a Brasil por Puerto Suarez y a la Argentina por Yacuiba”. Aclaró que se invertirá tanto en la construcción de las nuevas vías férreas como en el mantenimiento de algunos tramos, “particularmente Montero-Santa Cruz”, aunque evitó informar sobre los montos asegurando que “no quisiera darles un dato porque puede ser más o puede ser menos, estamos trabajando intensamente con Ferrocarriles del oriente SA y además estamos trabajando con el Ministerio de Obras Públicas porque la construcción de vías férreas está a cargo del Estado boliviano. Cuando tengamos el dato vamos a informar, pero por el momento es muy prematuro”.

Expertos en el tema hidrocarburos criticaron en primera instancia la construcción de la planta en el trópico de Cochabamba, pues aseguraron que el costo del transporte haría que el precio del producto pierda competitividad, según informó el exsuperintendente de Hidrocarburos Carlos Miranda, quien indicó que “ubicar la planta en el Chapare ha sido una decisión propia del señor Evo Morales, en una asamblea de los cocaleros en el Chapare, y por eso no la llevan a Puerto Suárez”.

El analista energético Álvaro Ríos destacó que tener una planta de esas capacidades en Bulo Bulo convertirá al proyecto en poco sostenible.

Mercado

El titular de YPFB desmintió que no exista mercado para la urea boliviana, pues informó que el Gobierno se reunió con autoridades de Brasil y con la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, quienes garantizaron que comprarán el producto. “Nosotros para elaborar este proyecto no lo hemos hecho irresponsablemente (…), hemos conocido que en Brasil y la Argentina hay planes agresivos de expansión de la frontera agrícola para aumentar la producción de bienes agrícolas”, dijo y explicó que a pesar de que Brasil construye tres plantas productoras de urea, similares a la que se hará en Bolivia, “seguirá importando (…) porque con la ampliación de su frontera agrícola tendrá déficit de fertilizantes y es en ese déficit donde nosotros vamos a ingresar al mercado brasilero”.

“Cuando estuvo la presidenta Cristina en Cochabamba, no hace muchas semanas atrás, en una reunión que tuvimos a la cabeza del presidente Evo, él me señaló que le informe a la Presidenta argentina los emprendimientos de los proyectos de industrialización y la reacción inmediata de la presidenta Cristina fue que necesitan ese fertilizante que va a generar Bolivia”, explicó Villegas.

PLAN ESTATAL

J El proyecto es trabajado por el Ministerio de Obras Públicas y Ferrocarriles del Oriente SA.

Capacitación

El Presidente de YPFB anunció que la estatal petrolera enviará a diferentes países del mundo a 150 trabajadores y 15 ingenieros para capacitarse en la operación de la Planta de Amoniaco y Urea que se construirá en Bulo Bulo, provincia Carrasco del departamento de Cochabamba.

“Habrá un proceso intenso de capacitación a profesionales de YPFB, a partir de noviembre de este año”, señaló el ejecutivo, quien explicó que posteriormente se capacitará a 150 trabajadores “en diferentes lugares del mundo donde Samsung construyó plantas de urea y amoniaco”./Los Tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.