Debido a una sobredemanda del sector de la construcción y al posible desvío del producto al mercado de Santa Cruz, la bolsa de cemento de 50 kilogramos en Cochabamba empezó a escasear y su precio se incrementó entre 2 y 7 bolivianos, dependiendo de la marca o procedencia.

Los Tiempos recorrió ayer varios comercios y comprobó el desabastecimiento.

En visita a ferreterías en las avenidas República, Barrientos y 6 de agosto, el precio de la bolsa de cemento Coboce se vende desde hace tres semanas aproximadamente a 58 bolivianos en agencias y entre 70 y 72 en las ferreterías; Emisa de Soboce, de La Paz, a 56 en agencias y entre 73 y 75 en tiendas de venta, y Fancesa, de Sucre, que no cuenta con agencias, a 78 bolivianos.

La bolsa de 42 kilogramos de cemento peruano Yura se vende en ferreterías a 60 y 63 bolivianos, 10 y 13 más que hace tres semanas, mientras que la bolsa de 50 kilos de Viacha Standart se vende a 73 bolivianos.

“Hace tres semanas, o quizá un mes, que Coboce y Soboce no nos entregan los cupos de 100 y 200 bolsas semanales. Cuando reclamamos nos dicen que primero están las constructoras y los socios. Por eso muchos hemos decidido comprar en el mercado paralelo y subir unos bolivianos más, para no perder clientes”, sostuvo Catalina Hinojosa, propietaria de una ferretería en la avenida República.

El desabastecimiento fue gradual y comenzó hace tres semanas cuando estalló la crisis de cemento en Santa Cruz, donde empezaron a llegar cupos adicionales de otras regiones y a precios inflados, según Gumercindo Gutiérrez, propietario de una distribuidora de comentó Coboce.

A esos factores se suma la especulación y el ocultamiento del producto para clientes que pagan por adelantado a precio incrementado, comentó Carmelo Andrade, empleado de una agencia en la avenida Barrientos.

“Desde el jueves de la otra semana he buscado dos bolsas de cemento Coboce y nada. Estoy llevando tres bolsas de Yura.

Necesitamos concluir algunos trabajos en casa”, dijo Rodolfo Paz, vecino de Huayra K’asa.

Según el administrador de la Agencia Sud de Coboce, Alberto Vargas, el desabastecimiento e incremento de precios se debería a la sobredemanda de la construcción, pues esa cementera distribuye diariamente 25 a 28 mil bolsas para Cochabamba.

Según el presidente de la Cámara Departamental de la Construcción, Franklin Pérez, la escasez e incremento del precio del cemento se debe a la sobredemanda histórica del insumo.

Ven ocultamiento y desvío

Las principales causas del desabastecimiento y precios elevados del cemento en Cochabamba están en el ocultamiento y desvío de grandes volúmenes a Santa Cruz, donde persiste el problema de la cementera Itacamba, que desde hace tres meses no puede regularizar su producción, dijo ayer el gerente general del Instituto Boliviano del Hormigón y Cemento (IBHC), Marcelo Alfaro.

Itacamba tiene problemas aduaneros con Brasil que le impiden importar los volúmenes necesarios de klinker, principal insumo para la fabricación de cemento.

Según Alfaro, la única solución al conflicto está en la ampliación de infraestructura productiva en la que trabajan desde hace bastante tiempo las empresas Coboce, en Cochabamba; Soboce, en Viacha y Fancesa, en Sucre, en la perspectiva de resolver toda posibilidad de escasez a partir del próximo año.

Refirió que en Cochabamba la ampliación de la planta de Coboce, anunciada para diciembre, permitirá subir la producción de 400.000 a un millón de toneladas métricas al año. Actualmente, Coboce cubre el 82 por ciento del mercado de Cochabamba./ Los Tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.