kevin muerto

Tuvo que morir un hincha para que en nuestro país las autoridades deportivas y el mundo que rodea el fútbol se replanteen los sistemas de control en el ingreso de los estadios.

Y es que el deceso del hincha de San José Kevin Beltrán Espada, que murió luego de que una bengala le destrozase un ojo y parte del cráneo el pasado miércoles en Oruro, dejó claramente establecido que no funcionan los controles para evitar el ingreso de bengalas, petardos o incluso dinamita a los estadios.

Desde Oruro algunos periodistas que cubrieron el partido San José-Corinthians (1-1) por Copa Libertadores contaron ayer en Cochabamba, cómo la Policía no registró ni mochilas ni bolsas de los hinchas locales y visitantes, durante su ingreso al estadio.

Es más, el mismo club, tal como lo hace desde un buen tiempo atrás, enciende bengalas como una forma de saludar a sus jugadores.

Esta práctica se repite en otras escalas y con diferente morfología en distintos estadios del país, y con el patrocinio de los dirigentes de los mismos clubes de la Liga, que organizan verdaderos festivales de fuegos artificiales para darle la bienvenida a su equipo o para celebrar alguna conquista.

En los escenarios deportivos públicos de gran capacidad como los estadios de fútbol en nuestro país cuentan con drásticas medidas de seguridad orientadas a evitar daños sobre la infraestructura deportiva.

Pero no existe una obligación legal específica en este capítulo, que obligue a los organizadores de eventos, para el resguardo de los asistentes.

Tan solo algunas medidas internacionales que disponen una menos dosificación en el número de boletos, para que los escenarios no lleguen a su tope, es una forma de cuidar al espectador. Y las prohibiciones sobre el uso de petardos, explosivos y bengalas en los estadios son casi un fastidio que todos salvan con relativa facilidad.

Ahora las autoridades del fútbol sudamericano anuncian una investigación para dar con el culpable del hecho que enlutó el fútbol, pero que ante todo le quitó el hijo mayor a una familia.

Se buscan leyes para regular y sancionar acciones como la del miércoles. Sin embargo, ni el mayor castigo podrá hacer que ese niño que salió el martes de su casa, vuelva sano y salvo.

Opiniones
ROGER BELLO

Secretario de la LPFB

La Policía tuvo una actuación impecable porque fue capaz de controlar a los hinchas de San José. Esto deja una buena imagen afuera. El estadio Jesús Bermúdez tiene todas las comodidades para un partido internacional. Personalmente creo que no hubo ningún hecho que pueda ser causal de suspensión del estadio.

JORGE USTÁREZ

STRIO. GRAL. HAM Oruro

La ciudadanía de Oruro ha demostrado un comportamiento ejemplar durante este partido. Quienes no han actuado de acuerdo a las normas básicas de comportamiento fueron los hinchas del equipo brasileño, que de una forma totalmente clara agredieron con la bengala a los hinchas locales, en una actitud vandálica.

MAURICIO MÉNDEZ

PDTE. LPFB

Lo que no se hace en los partidos de San José es lo que se hace en el estadio Capriles de Cochabamba, que son los anillos de seguridad. Sin embargo ni durante estos controles se trabaja estrictamente con los cacheos a los aficionados. A pesar de las medidas de seguridad que propuso San José, no se pudo evitar.

JOSÉ RODRÍGUEZ

DGTE. Wilstermann

Este hecho ha conmovido al mundo entero y a nosotros nos tiene que servir para seguir mejorando el sistema de seguridad que implementamos durante los partidos. Nosotros tenemos un riguroso control sobre los hinchas, pero a veces, no sé cómo, se llega a vulnerar. Entonces la tarea es mejorar la seguridad.

Proponen ley para mejorar la seguridad
La aprobación de una Ley del Fútbol, implementación de cámaras de vigilancia y mejorar el control policial en las puertas de ingreso, son las tres principales propuestas que tiene la dirigencia nacional del fútbol para optimizar la seguridad en los estadios del país.

Mientras tanto, el Gobierno solicitó ayer la aprobación de una ley para garantizar la seguridad en los escenarios deportivos. El ministro de Gobierno, Carlos Romero aseguró que ya tiene una propuesta de ley, que pretende mejorar los sistemas de seguridad para resguardar la integridad física de los asistentes a espectáculos deportivos multitudinarios.

Luego de la trágica muerte del menor José Kevin Douglas Beltrán Espada, dirigentes, autoridades y ciudadanos pusieron en evidencia que en Bolivia no existe una política de protección en eventos deportivos.

El frecuente estallido de petardos en partidos de fútbol, agresiones en las tribunas y precariedad de la infraestructura deportiva, además de los hechos de violencia, impulsó para que distintos sectores lanzaran propuestas para mejorar la seguridad en los estadios.

El oficial de Seguridad de la Federación Boliviana de Fútbol, Víctor Hugo González, dijo que es necesario elaborar una ley para el balompié boliviano con el fin de evitar violencia en los escenarios deportivos del país.

“En Europa hay leyes específicas para el fútbol que permiten tomar acciones inmediatas a la Policía”, manifestó González.

“Estos casos se penan con cárcel y a los desubicados no se los deja ingresar a ningún estadio europeo”, añadió.

Bengala traída de Brasil entró al ojo y luego cráneo

ORURO Kevin Beltrán, hincha del club San José, murió porque la bengala lanzada por seguidores del club brasileño Corinthians, que tenía envase plástico, perforó su ojo derecho y destrozó el cráneo y ello provocó su muerte súbita, informó el médico José Vargas.

“El muchacho llegó muerto al hospital. El tubo plástico ingresó por el ojo derecho, destrozó el glóbulo y ello provocó una hemorragia interna, además dañó el cráneo. El fallecimiento fue rápido”, relató el médico a los periodistas.

Agregó que el tubo plástico de 23 centímetros de largo por dos de diámetro se quedó clavado en el ojo y salió por el cráneo. “No se retiró el tubo porque está sobresalido. Su retiro estará a cargo del médico forense en la autopsia de ley”, dijo.

El explosivo fue traído desde Brasil por los seguidores del Corinthians.

Doce hinchas brasileños continúan detenidos
ORURO El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de Oruro, Antenor Medrano, confirmó que prosigue la investigación para dar con la persona que lanzó el petardo que mató a Kevin.

Un operativo policial realizado la noche del miércoles en el estadio de Oruro logró detener a 12 hinchas del Corinthians. Esta es la nómina de los detenidos: Leandro Silva de Oliveira (21 años), Tadeu Macedo Andrade (30), Reinaldo Cohelo (35), José Carlos da Silva Júnior (20), Marco Aurélio Mecere (31), Danielo Silva de Oliveira (27), Hugo Nonato (27), Clever Souza Clous (21), Cleuter Barreto Barros (24), Fávio Neves Domingos (32), Rafael Machado Castilho Araújo (18) y Tiago Aurélio dos Santos Ferreira (27).

La muerte del joven hincha de San José conmovió al directorio de Corinthians que, a través de su portal, señaló: “La dirección del Sport Club Corinthians Paulista lamenta profundamente la muerte de un aficionado…”.

Kevin era un chico alegre y estudioso

Alegre, estudioso, conocido en el barrio y querido en el colegio. Así describe a Kevin, su tía Rossemary Beltrán, quien con la voz entrecortada recuerda además que su sobrino siempre iba al fútbol con su padre, Limbert.

Según la tía, el joven Kevin Beltrán que encontró la muerte el pasado miércoles en el estadio de Oruro por el impacto de una bengala en el ojo y luego en el cerebro, no solía acudir a los partidos de fútbol solo, ni con amigos. “Siempre iba al estadio con su papá. Pero esta vez llamó un primo que tiene en Oruro para invitarlo. Y no sé cómo, pero consiguió permiso y se fue”, recuerda Rossemary.

Kevin era el mayor de cuatro hermanos: Johan (9), Alejandra (8) y Matías (2).

“Era un muy buen chico, se quedaba a cuidar a sus hermanitos y prefería quedarse en la casa en lugar de salir con amigos”, cuenta su familiar y recalca que era un verdadero ejemplo de dedicación a sus hermanos.

¿Quién era el joven que murió en Oruro?

Kevin Douglas Beltrán Espada nació el 10 de noviembre de 1998 en la ciudad de Cochabamba. Es el mayor de cuatro hermanos y sus padres son Limbert y Carola.

Vivía en la calle 8, en la zona de Pacata, al noreste de la ciudad de Cochabamba, frente al módulo policial número 5. Allí, familiares, amigos y compañeros velan su cuerpo desde anoche, tras su llegada desde la ciudad de Oruro, cerca de las 23:00.

Kevin estudiaba en el colegio Edmundo Bojanowski, una unidad educativa ya tradicional de la zona, que está a tan sólo unas cinco cuadras de su casa.

Las autoridades de su colegio colgaron un crespón negro en la puerta principal y pegaron un comunicado mediante el cual se solidarizan con la familia doliente. Convocaron a sus alumnos y a su cuerpo docente acompañar el velorio y luego el entierro.

Dirigentes de La Paz piden ejercer mayor control
Los dirigentes de los dos grandes del fútbol paceño aseguraron ayer que los sistemas de control deben mejorar por parte de los clubes, pero ante todo de las autoridades que deben generar un marco legal para respaldar a los organizadores de los eventos deportivos.

Carlos Casso, directivo de The Strongest, se mostró triste ante el deceso de Kevin Beltrán y aseguró que los controles al ingreso de los estadios deben ser aún más efectivos.

“Lamentablemente esto que se da en otros países como Argentina y Brasil, está amenazando al fútbol nacional”, reflexionó Casso.

El dirigente de Bolívar Javier Ortuño señaló que los organismos llamados por ley y las instituciones deportivas deben tomar los recaudados para que la tragedia no vuelva a golpear al fútbol. “Un muchacho que fue a ver el partido de fútbol muere de esta manera, no es justo”, dijo.

La Fiscalía imputa a dos como autores

Los hinchas de Corinthians, en la Felcc de Oruro. EFE

El Ministerio Público imputó a los 12 hinchas del club Corinthians por la muerte de Kevin Douglas Beltrán Espada (14) en el estadio Jesús Bermúdez de la ciudad de Oruro la noche del miércoles.

Los 12 aficionados brasileños están imputados por la presunta comisión del delito de homicidio, según informó la fiscal Abigail Saba, quien dijo que 10 de ellos por complicidad y dos, como supuestos autores de lanzar la bengala que le causó la muerte al aficionado del club San José.

Indicó que los imputados serán puestos a disposición de un juez de medidas cautelares de la capital orureña, cuya designación se conocerá durante la jornada del viernes y probablemente ese día se lleve a cabo la audiencia en la que se definirá la situación legal de los aprehendidos.

Tras conocerse la imputación formal, los 12 brasileños fueron trasladados a celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.