planck
El telescopio espacial Planck ha capturado una imagen de la primera luz del Universo, un fósil cosmológico transformado ayer en “hiperfrecuencias” que surgió hace más de trece mil millones de años, poco después del Big Bang, informó ayer la Agencia Espacial Europea (ESA).

Se trata de la imagen con más detalle jamás producida de lo que los científicos llaman “la radiación cósmica de fondo” o “radiación cósmica microondas (CMB, por sus siglas en inglés), cuyo origen se remonta a 380.000 años después del Big Bang, explosión que se produjo hace 13.800 millones de años.

“Para un cosmólogo, este mapa es una mina de oro de información”, señaló el astrofísico de la Universidad de Cambridge George Efstathiou, miembro del equipo científico de la misión Planck.

La luz primitiva, congelada en el espacio durante millones de años, tiene ahora una temperatura de solo 2,7 °C por encima del cero absoluto de -273,15 °C, cuando la cuántica establece que las partículas dejan de moverse.

No obstante, esa luz mostraba en sus orígenes pequeñas fluctuaciones de densidad que corresponden a las “semillas” de lo que después fueron las estrellas y galaxias que conocemos actualmente.

La fotografía es el resultado del procesamiento de los datos obtenidos por el Planck, un telescopio espacial lanzado en 2009.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.