jc_60
Es el segundo caso de muerte por lipoaspiración ocurrido en la capital cruceña en lo que va del año

La ciudadana chilena Trinidad del Carmen Barrera Valenzuela, de 45 años, se sometió a una lipoaspiración en una clínica privada, pero murió luego de la cirugía por complicaciones que aún se desconocen. Su cuerpo fue trasladado a la morgue judicial del hospital San Juan de Dios, donde el médico forense Víctor Hugo Azogue realizó la autopsia de ley.

El galeno informó de que el cadáver llegó al depósito el sábado en una ambulancia. Añadió que no pudo detectar con certeza la causa del deceso, aunque dijo que derivó de complicaciones posquirúrgicas. Por lo tanto, extrajo muestras de fluidos para analizarlos en un laboratorio especializado.
Se desconoce el domicilio de la infortunada. El Ministerio Público ya tiene conocimiento del luctuoso hecho.

Segundo caso
Esta muerte se suma a la de una ciudadana brasileña que pereció en febrero de este año de igual forma después de una liposucción. El esposo de la víctima solicitó a las autoridades una pesquisa.

El año pasado, cinco casos fueron denunciados a través de los medios de prensa y en el Ministerio Público, aunque solo tres fueron presentados ante el Sedes. Esta repartición clausuró tres clínicas, pero estas nuevamente están funcionando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.