jc_Robos

La mujer es más vulnerable en los casos de atracos callejeros y en general es el blanco de los delincuentes cuando camina por las calles o conduce sola una movilidad, afirma el coronel de Policía, Ramiro Vega.

La seguridad personal es un tema que comprende básicamente la educación, y mucho más ahora que la sociedad vive momentos de tensiones donde se violan normas elementales de respeto entre vecinos, y mucho más con gente desconocida, afirma el jefe de Seguridad Ciudadana de la Gobernación, Gaspar Pedraza.

Hoy más que nunca, sobre todo en la ciudad que de pronto se ha visto afectada por un explosivo crecimiento que dejó muy lejos la época romántica en que la mujer podía caminar tranquilamente por la calle y dejar su casa incluso con las puertas abiertas sin temor a robos o asaltos, hace falta establecer pautas de orientación sobre la seguridad para ellas.

No olvidar jamás
Los delincuentes, señala Vega, no actúan improvisadamente. Son como los tigres en su hábitat, que identifican a sus víctimas, le hacen seguimiento para conocer sus rutinas, y luego atacan.
Por esa razón Vega y Pedraza sugieren los siguientes tips de cuidado que ellas deben seguir.

Consejos

1- Cuando salgan de su domicilio, si es que se van a desplazar caminando, hay que vestir en forma modesta y que el calzado sea liviano para poder correr en caso de una persecución, porque con tacos le resultará muy difícil escapar.

2- Generalmente las mujeres que van a fiesta y las que socializan mucho, suelen llevar joyas. La sugerencia es no exponer estos valores cuando no existen garantías de protección del sitio al que se frecuenta.

3- En lo posible no hacer ostentación mostrando efectos personales de alto valor, como aretes, reloj, laptops, celular y otros.

4- Si suena el celular y está caminando por la calle, buscar y apegarse a alguna pared, observar hacia ambos lados, contestar brevemente y decirle a la persona que llama que hablarán después.

5- Cuando estén conduciendo una movilidad, no exponer la cartera en un lugar visible. Además deben cerrar los vidrios y asegurar las puertas, sobre todo en las paradas obligadas como en los semáforos en rojo, donde los pitilleros se ofrecen a limpiar los parabrisas y observan qué llevan en el interior del vehículo.

6- Los lugares más comunes para asaltos son los cruces de calles con parada obligada y en los semáforos, por lo cual hay que estar viendo por el espejo retrovisor y los laterales.

7- Hay que variar rutas constantemente para no ser predecible. Cuando el trayecto es rutinario, aumenta el peligro.

8- Como forma de prevención, hay que utilizar carriles centrales, pues generalmente llegan a atacar a los autos que se encuentran en las orillas cuando ven carteras sobre la guantera.

9- Observar siempre manos y ojos de cualquier extraño que se acerca. Si tiene las manos en los bolsillos, posiblemente traiga un arma.

10- En caso inevitable de un asalto cuando está por abrir el auto, levantar las manos, ver hacia abajo (nunca ver de frente al asaltante) y escuchar lo que pide. Es mejor negociar diciéndole que se lleve el vehículo, la cartera, el dinero, la joya.

11- Una salida es fingir un desmayo o un ataque de asfixia.

12- Otro procedimiento es crear una situación de impacto, pedir ayuda a gritos a la gente cercana. Hay gente que sostiene que se debe guardar silencio, porque el malhechor puede atacar y herir a la mujer, pero la práctica ha demostrado que no es así, que siempre habrá el riesgo de que así reaccione el malviviente, pero es mayor la posibilidad de obtener auxilio.

13- Al acudir a un cajero, buscar uno que no esté alejado.

14- En lo posible, no hay que realizar retiros en las noches de los cajeros

Casos
“Los hechos muestran que los asaltos a las mujeres se dan durante el día, en cajeros, conduciendo sola o caminando en los mercados”, dice el coronel Ramiro Vega

Norma elemental de seguridad
Evitar el recorrido frecuente por la misma ruta.
El riesgo es mayor al viajar sola o frecuentar áreas inseguras.
No mostrar objetos de valor en las calles o en el vehículo.
En situaciones de riesgo, es preferible gritar pidiendo ayuda.

Situaciones

En los cajeros hay que evitar contar el dinero, es una tentación para los delincuentes.

Cuando te pidan la hora en la calle, mejor seguir caminando, no se sabe cuáles son las intenciones reales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.