cancilleresLas representaciones de los países que integran la Convención Americana de Derechos Humanos buscarán hoy, en Cochabamba, consenso para que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) traslade su sede en EEUU a otro país y sobre la necesidad de realizar reformas a la entidad, sobre todo a sus relatorías.

Para participar en esta cita, que será inaugurada a las 10:00 por el presidente Evo Morales, llegaron los cancilleres de Argentina, Brasil, Ecuador y Bolivia. Los otros países están representados por sus vicecancilleres, embajadores o directores.

Hasta ayer estaba confirmada la asistencia de 18 de los 24 países firmantes de la Convención.

Se ratificó que esta Conferencia tiene el objetivo de continuar con la implementación de los compromisos asumidos en la “Declaración de Guayaquil”, en cuanto al fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH).

Los consensos logrados hoy en Tiquipaya, se pretenden presentarlos para su ratificación por los países miembros de la OEA en la próxima Asamblea General a realizarse en Guatemala en junio próximo.

Los países de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) que participaron del encuentro de Guayaquil no lograron respaldo para sus propuestas de reforma en la Asamblea Extraordinaria de la OEA, en Washington semanas después, por la objeción de la mayoría de los países.

Al respecto, el canciller David Choquehuanca aseguró ayer que son varios los países que están de acuerdo que la sede de la CIDH esté en un país que sea signatario del Pacto de San José y de la Comisión. “No puede ser que la sede de esta importante organización funcione en un país que no es miembro, como es el caso de Estados Unidos”, remarcó.

Por otra parte, dijo que se busca que todos los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) suscriban todos los convenios de derechos humanos. “Estados Unidos no ha ratificado ninguna convención sobre derechos humanos y nos critican, nos quieren llamar la atención porque nosotros violamos, no respetamos los derechos humanos. Estos temas vamos a discutirlos (hoy)”.

El embajador de Bolivia ante la OEA, Diego Pari, recordó que en la Primera Conferencia que se realizó en Guayaquil, Ecuador, en marzo pasado, hubo consenso para el cambio de sede de la CIDH, y se espera que este acuerdo sea ratificado en este encuentro de Cochabamba y en la próxima Asamblea de la OEA.

“Hasta ahora lo que sucede es que se reúnen todos los países de la OEA y toman decisiones sobre la Comisión de Derechos Humanos. Y esas decisiones de ninguna manera les afecta”, dijo.

Financiamiento y relatoría

Choquehuanca dijo también que dentro de la CIDH existen subcomisiones “especiales”, como la de Libertad de Expresión, que reciben financiamiento de Estados Unidos y organizaciones no gubernamentales (ONG) a diferencia de las otras que no reciben recursos económicos.

“Nosotros hemos dicho (que) aquí hay discriminación, o sea que todas las subcomisiones tienen que tener el mismo nivel y si una es especial, todas tienen que ser especiales y si uno tiene recursos, todos tienen que tener recursos para funcionar”, aseguró.

Pari explicó que no se está planteando modificar la Relatoría de Libertad de Expresión, “sino más bien hacer que los otros derechos estén al mismo nivel que libertad de expresión”.

Dijo que los recursos económicos “extras” deben ser suprimidos y cubiertos por los Estados miembros con el fin de que la CIDH esté en la obligación de rendir cuentas.

La Declaración de Guayaquil, que será la base de la discusión de esta Segunda Conferencia, será ratificada o modificada por la Declaración de Cochabamba que será firmada al final de la reunión. “Si es que las delegaciones desean proponer otros temas, se los va a incluir, se trabajarán propuestas de resolución porque la instancia que aprueba es la Asamblea de la OEA”, dijo.

Ambas autoridades coincidieron en que esta reunión no servirá para tomar decisiones, sino es antesala para lograr más consensos entre los países miembros de la organización, para ir con una posición a Guatemala.

Ecuador se queja de abusos

El Gobierno ecuatoriano, que se ha convertido en el más “crítico” del Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH) y en particular de la Relatoría de Libertad de Expresión por sus informes contrarios al Gobierno de Rafael Correa, insiste, junto a los países de la ALBA, en la reforma del SIDH.

El canciller ecuatoriado Ricardo Patiño anunció una “estrategia ofensiva” por las “mentiras descaradas” de sus informes. Dijo en Quito: “Ya no vamos a seguir aceptando que nos persigan, como han hecho durante mucho tiempo; no vamos a seguir aceptando que persigan a los países y los Estados soberanos”, según la agencia estatal de noticias Andes.

Patiño señaló que hay un “alto interés” en varios países de América Latina por la creación de un organismo contra los “abusos” de tribunales. “Mañana (hoy) será en Cochabamba, la II Conferencia de Estados Parte para fortalecer y reorientar el Sistema Interamericano de Derechos Humanos”, escribió en su cuenta de Twitter.

El canciller ecuatoriano ha sido uno de los principales impulsores de encuentros como el de hoy en Cochabamba, debido a que su país se ha quejado de lo que considera “abusos” cometidos por cortes de arbitraje internacional contra su país.

Países miembros

• 24 países forman parte de la Convención Americana de Derechos Humanos (CADH).

• De los 35 países miembros de la OEA, sólo 25 firmaron la CADH, Trinidad y Tobago denunció la Convención.

• Estados Unidos y Cánada están entre los nueve países que no son parte de la CADH.

• Confirmaron su asistencia 18 países a la Segunda Conferencia de países que forman parte de la CADH a realizarse hoy en Tiquipaya.

• Llegaron para el encuentro, hasta ayer, 18 delegaciones, de las cuales sólo Brasil, Argentina y Ecuador están presididas por sus cancilleres.

• La Conferencia se instalará a las 9:30 en el Hotel Regina. La clausura está prevista para las 18:00 con la firma de la Declaración de Cochabamba.

Declaración de Guayaquil (Marzo 2013)

1. Insistir en la importancia del equilibrio entre los derechos y las obligaciones de los Estados de la OEA. Frente a ello, acuerdan promover para lograr la adhesión de todos los Estados al Pacto de San José. A tales efectos, designar una delegación de cancilleres de los Estados Parte para que realicen gestiones directas con aquellos Estados que no son parte de la CADH. Se propiciará que los miembros de la CIDH sean elegidos de entre los países que hayan ratificado la Convención.

2. Encomendar a la CIDH fortalecer los esfuerzos de promoción de los derechos humanos, mediante el apoyo a los sistemas nacionales.

3. Convocar a todos los Estados Parte a asumir plenamente el financiamiento del Sistema, a través del presupuesto ordinario de la OEA y de las contribuciones voluntarias de los Estados miembros de la OEA. Asimismo, se podrán considerar contribuciones voluntarias no condicionadas ni direccionadas.

4. En función del principio de la indivisibilidad de los derechos humanos, proponer que todas las relatorías sean consideradas especiales y garantizar el financiamiento para el cabal cumplimiento de los fines de cada una de ellas.

5. Solicitar al Secretario General que presente un análisis detallado de los costos de funcionamiento de los órganos del SIDH.

6. Considerar la conveniencia de que la sede de la CIDH esté ubicada en un Estado parte de la Convención Americana de Derechos Humanos.

7. Dar continuidad a la convocatoria de esta Conferencia de Estados Parte de la CADH, como un espacio de diálogo permanente en este ámbito.

Tres cancilleres

Los cancilleres de Argentina, Héctor Timerman, y de Brasil, Antonio Patriota, expresaron anoche, a su llegada a Cochabamba, su confianza en que el encuentro de hoy sirva para fortalecer el sistema de derechos humanos del continente.

“Todos pensamos que ha llegado el momento de oportunidades históricas, de dar un paso adelante y reformar aspectos en cuanto a su organización”, dijo Timerman. “El sistema tiene que proteger a los pueblos, no hostigarlos”, agregó.

Consultado sobre la propuesta de cambiar la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dijo que “todo está en discusión. Cualquier iniciativa de un país hermano merece ser discutida”.

Patriota, en tanto, dijo que la de hoy sería “una oportunidad para coordinar con los colegas miembros firmantes y ratificantes del Pacto de San José para buscar maneras de seguir con el proceso de fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos”.

Confirman encuentros bilaterales

El director de Protocolo del Ministerio de Relaciones Exteriores, Fernando Huanacuni, confirmó anoche que además del encuentro continental, la Cancillería nacional sostendrá también citas bilaterales con los tres cancilleres asistentes: Antonio Patriota, de Brasil; Héctor Timerman, de Argetina, y Ricardo Patiño, de Ecuador, cuya llegada a Cochabamba era esperada para la 1:00 de hoy. La primera cita fue programada para las 9:00 con el representante argentino.

Ninguno de los organizadores ni visitantes diplomáticos quiso explicar anoche el contenido de los encuentros. “Será una alegría volverme a reunir con mi colega David Choquehuanca”, dijo Patriota ante la consulta sobre los temas que serían abordados en la cita bilateral.

En tanto, anoche, en el aeropuerto Jorge Wilstermann fueron recibidas con honores las delegaciones de Perú, Uruguay y Chile, esta última encabezada por el director de Derechos Humanos de su Cancillería, Juan Pablo Crisóstomo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.