esposasAnte la falta de confirmación de parte del Gobierno, de la hora para iniciar el diálogo, los policías de bajo rango y las esposas determinaron asumir medidas de presión e instalar piquetes de huelga de hambre en los comandos departamentales de la Policía, así como hacer efectivo el repliegue de los uniformados.

Durante toda la jornada aguardaron esa respuesta, que les llegó anoche de manera verbal para reunirse hoy a las 8:30.

“Hay molestia, por eso se está radicalizando la posición”, dijo anoche el dirigente de los policías de Cochabamba, José Cáceres, que viajó a La Paz al igual que los representantes de los otros departamentos, para reunirse con el Gobierno y revisar el cumplimiento del convenio de 10 puntos firmado en 2012.

Exigiendo la atención de esos puntos, un grupo de esposas de los policías de baja graduación cumplieron ayer su primer día de huelga de hambre y determinaron, instalar hoy piquetes en cada departamento si no reciben respuestas.

“El repliegue será inminente porque no van a dejar que a sus esposas les hagan algo”, dijo Cáceres.

Las filiales en el país de la Asociación Nacional de Suboficiales, Sargentos, Clases y Policías (Anssclapol) se mantuvieron ayer en emergencia, a la espera de las determinaciones que adopten sus representantes

“Vamos a esperar hasta las cero horas de hoy y si no hay ninguna convocatoria tendremos otra reunión para evaluar”, dijo.

Ante las exigencias de los policías, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, reiteró ayer que el acuerdo se cumplió, anque admitió que hay temas pendientes en los que se están trabajando con sus representantes, por ejemplo en la licitación para la dotación de víveres.

Negó que el Ejecutivo se haya comprometido a una jubilación con el 100 por ciento de sus sueldos, dijo que el acuerdo era hacer una reestructuración de la Mutual de Seguros del Policía (Musepol) para que se convierta en fondo complementario e incremente la renta. “Se hizo un estudio matemático actuarial y por eso hemos transformado Musepol en Muserpol (Mutual de Servicios al Policía)”, dijo.

Dijo que el tema de la renta debe resolverse en el ámbito de Muserpol, “hemos empezado a sanear, a reestructurar. Hay estudios preliminares, pero (…) son proyecciones bien interesantes”.

La vicepresidenta de las esposas de los policías de Cochabamba, Marisol Rodríguez, dijo que “ha tenido la tolerancia de esperar un año al Gobierno para que dé cumplimiento al convenio pero ha hecho caso omiso”.

Niegan indisciplina

Abi

El comandante general de la Policía, Alberto Aracena, negó actos de indisciplina en las tropas de la institución del orden, a pesar de la huelga de hambre que inició un grupo de esposas de policías de base.

“Nosotros como institución, toda la composición orgánica, estamos cumpliendo (con nuestra labor) empezando de su Comandante General y terminando en el último policía de manera disciplinada”, dijo.

Aracena explicó que los representantes de los uniformados y el Ministerio de Gobierno instalaron una mesa de coordinación para tratar el tema.

Gobierno asegura que cumplió el convenio

Según el ministro de Gobierno, Carlos Romero, el Ejecutivo cumplió con los siguientes puntos del convenio firmado en julio del pasado año:

– Incremento de 100 bolivianos al salario básico con carácter retroactivo

– Duplicación en la dotación de víveres (arroz, azúcar y harina)

– Dejar sin efecto procesos contra efectivos policiales por el motín

– Suspensión de la Ley 101

– Aprobación de la Ley de Seguridad Ciudadana

– La nueva ley de la Policía se ha consensuado y remitido a la Asamblea Legislativa Plurinacional

– Reestructuración de Musepol a Muserpol

– Creación de la Defensoría de la Policía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.