QUEMADO___ad_

Seis presuntos integrantes de una banda de auteros que operaba en las provincias del trópico cochabambino fueron castigados severamente por una turba en la localidad de Ivirgarzama. A raíz de este nuevo caso de linchamiento, una persona murió con quemaduras en el 90% de su cuerpo; otras dos se debaten entre la vida y la muerte, por graves heridas causadas por el fuego; tres se encuentran detenidas en la cárcel de El Abra, con golpes y fracturas en todo el cuerpo, y otras tres están prófugas.

Según las declaraciones de uno de los detenidos, a las que accedió EL DEBER, la banda estaba compuesta por nueve integrantes, que el sábado salieron de Yapacaní hacia Chimoré (a 243 kilómetros de la capital cruceña) con la ‘misión’ de robar un camión Nissan Condor, por encargo de un comprador en Santa Cruz.

A las 21:00, los sujetos se pusieron uniformes camuflados, se armaron con pistolas y abordaron una camioneta Toyota Hilux del suegro de uno de ellos y salieron a la carretera a esperar una víctima.

Poco después pasó por el lugar Primitivo Fernández Villarroel conduciendo su camión. Los atracadores lo abordaron haciéndose pasar por agentes de Umopar y lo maniataron. Instantes después detuvieron a los cuatro ocupantes de una vagoneta RAV4 y, con el mismo modus operandi, los despojaron del motorizado. Luego escaparon hacia Yapacaní.

Capturados y flagelados

Los atracadores estaban en suelo cruceño cuando fueron interceptados por efectivos policiales y varias decenas de choferes del sindicato de transportistas de Carrasco (Cochabamba). Los recién llegados golpearon a seis que lograron capturar y los trasladaron hasta Ivirgarzama. En esa población cochabambina los vecinos se fueron reuniendo hasta sumar más de 1.000; entonces comenzó el castigo. Puñetes, patadas y palazos ‘llovieron’ sobre los detenidos, hasta que los ánimos se exaltaron y tres de los presuntos delincuentes fueron rociados con combustible y prendidos fuego.

Según testigos, los tres sujetos se retorcían envueltos por las llamas, hasta que algunos vecinos apagaron el fuego y los trasladaron, junto a los otros golpeados, al hospital de la localidad. Gracias a gestiones del fiscal de Ivirgarzama, Marco Vidal, recién ayer se pudo trasladar a los detenidos a la capital cochabambina, aunque hasta esas horas Roberto Ángel Antezana falleció con quemaduras en el 90% de su cuerpo.

Otros dos detenidos, Álvaro Ángel Antezana y Nelson Cuéllar Aguilar, se encuentran en el hospital Viedma de la capital cochabambina con quemaduras en el 50% del cuerpo, mientras que Rubén Aguilar Cuéllar, Melquíades Ángel Antezana y Gunnar Antezana Ángel están en el penal de El Abra, con golpes y fracturas, en espera de un informe forense para recibir atención médica en un hospital.

El fiscal Marco Vidal indicó que hay tres prófugos, identificados como Pablo Antezana, Ronny Basualdo y Adolfo Ángel Antezana, que están siendo buscados con mandamiento de aprehensión.

Aunque los integrantes de la banda serán imputados por los delitos de intento de homicidio, robo agravado y asociación delictuosa, el representante del Ministerio Público adelantó que abrirá otro proceso para castigar a los autores del linchamiento, que acabó con una vida

SOBRE EL TEMA

El camionero se salvó
Los atracadores decidieron asesinar a Primitivo Fernández luego de arrebatarle su camión, pero la aparición de la RAV4 con cuatro ocupantes lo salvó. Cuando el chofer estaba tendido en el suelo y uno de los delincuentes preparaba su arma, la llegada del segundo vehículo los distrajo. Finalmente dejaron a sus cinco víctimas con vida.

Atracadores y narcos
Por la declaración de uno de los detenidos, se conoce que el prófugo Ronny Basualdo es el cabecilla de la banda. El sujeto trabajaba con los otros implicados en la elaboración de pasta base de cocaína, pero el sábado les indicó que en Santa Cruz le ofrecieron $us 8.000 por un camión Nissan Condor y la banda decidió robar el motorizado.

Los operativos continúan
Agentes de la fuerza antidroga buscan a los tres prófugos del caso en la localidad de Bulo Bulo, donde se cree que están escondidos, refirió el fiscal Vidal. La suposición se basa en que por el lugar escondieron las armas utilizadas en los atracos (pistolas calibre 9mm y un rifle calibre 22.) y los uniformes camuflados.

TIERRA DE NADIE
Ivirgarzama fue escenario de otros linchamientos en 2008, 2009, 2011 y 2012, con al menos siete víctimas mortales hasta la fecha. Pobladores se quejan por la presencia de peruanos y colombianos en el lugar, mientras que solo un fiscal y cuatro policías se encargan de la seguridad de más de 20.000 pobladores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.