ser mama

Cuidar de la alimentación del hogar no es tarea fácil, por ello, es necesario que las madres recuerden la importancia de mantener una buena salud durante todo el año.

El rol materno implica grandes retos, como el de mantener hábitos saludables mientras se responden a las exigencias de velar por las necesidades de la familia. “Frecuentemente las mamás descuidan su alimentación y realizan menos actividad física de la recomendada debido a que dedican gran parte de su tiempo y energía al cuidado de sus pequeños”, afirma Cecilia Soliz, nutricionista de Nestlé. En este sentido, recomienda cuatro aspectos a considerar para ser una mamá saludable.

1 5 porciones coloridas. Consume cinco porciones de frutas y verduras, las cuales aportan nutrientes esenciales que el organismo necesita para la vida diaria, además de que tienen bajo aporte de calorías y son ricas en fibra, vitaminas, minerales y agua.

2 Al cocinar. “Al momento de elegir lo que comerás, escoge métodos de cocción más saludables como la plancha, parrilla o el horno; si vas a emplear aceites, consume de preferencia aceite de oliva”, sugiere la nutricionista. Asimismo, aconseja incrementar la ingesta de fibra, consumiendo al menos 3 porciones de cereales integrales diariamente. Enfatiza en que es importante consumir cinco comidas diariamente, sin saltar el desayuno, ya que es la comida más importante del día.

3 Mantente activa. “Realizar actividad física es muy importante, no hay excusas para dejar de hacerlo. Si no puedes ir al gimnasio deberías caminar alrededor de tu cuadra o parque por 30 minutos al menos tres veces por semana”, explica Cecilia Soliz. Bailar con tus hijos y utilizar las escaleras en vez del ascensor pueden ser otras alternativas.

4 Tiempo para ti. Dormir más y mejor, la falta de reposo ocasiona cansancio e inclusive irritabilidad, “sólo porque eres mamá no significa que necesitas menos de seis a ocho horas de sueño cada noche” indica Soliz. No se pueden controlar todas las circunstancias a nuestro alrededor, pero sí como reaccionamos ante ellas. Reducir el estrés es una recomendación importante que subraya la especialista, “si algo no va como tú quieres, respira hondo y piensa que todo es transitorio. Mantén contacto con amistades, pasa un día en el salón o spa pueden reanimarte, fortalece tu espiritualidad y sobre todo, disfruta la experiencia de ser mamá”.

QUICKIE

A comer pescado azul: alarga la esperanza de vida en unos 2,2 años, de acuerdo con un estudio reciente de la Universidad de Harvard. El problema es que, la dieta boliviana carece de omega-3.

Mientras Ríes segregas endorfinas, esos opiáceos naturales que también aparecen luego de hacer ejercicio, nos hacen sentir bien y resistir el dolor. Además reducen la hormona del estrés, cortisol, que lleva a la depresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.