hijos“¿Con quién deja usted a sus hijos mientras sale a trabajar? ¿Con un pariente? ¿Con una niñera? ¿Quién protege a sus niños?”, le preguntó la experta en Ciencias de la Educación de Visión Mundial, Shirley Méndez, a un grupo de funcionarios de una alcaldía municipal, en un taller sobre la mejor forma de proteger a los más pequeños.

Visión Mundial Bolivia es una ONG que apoya a niñas, niños, adolescentes, sus familias y sus comunidades en áreas rurales, buscando su desarrollo integral y la promoción y protección de sus derechos. De acuerdo a datos de la entidad, de la población de niños y niñas que es dejada al cuidado de niñeras temporales, “un alto porcentaje sufre maltrato porque, en Bolivia, las niñeras son personas que sólo buscan un sueldo, no están capacitadas para cuidar y apoyar a los pequeños”. “Las agencias de empleo que cobran por conseguirle una niñera no pueden garantizar que esa persona tenga buenas intenciones con sus hijos y mucho menos que los aprecien o respeten”, agregan.

Aunque este es un tema del que los padres que trabajan no suelen hablar, las personas que cuidan a los hijos en ausencia de los progenitores, son las que les enseñan la mayoría de sus hábitos y cultivan en ellos valores o antivalores. No sólo eso. Estas mismas personas son las que pueden golpear e incluso abusar de un niño o niña.

“Los funcionarios que asistieron a este taller, que trabajan con niñez y adolescencia a diario, se sintieron cuestionados sobre la protección que le brindan a sus propios hijos. “Ellos reconocieron que los ven muy poco, que muchas llegan en la noche y los hallan dormidos o revisan tareas y no comparten con ellos hasta el fin de semana”, describió Méndez.

La especialista dijo que es válido que hombres y mujeres busquen su realización profesional, pero hizo notar que en alguna etapa de la vida es necesario escoger un orden de prioridades distinto al beneficio personal. “¿De qué servirá la realización personal si nuestros hijos se pierden o si nuestro trabajo no permitió que cumplamos nuestro deber de protegerlos y de darles todas las herramientas para enseñarles a enfrentar la vida? La sanidad emocional de un niño maltratado o abusado es un proceso muy largo y muy difícil”, explicó la especialista.

Algunos funcionarios reaccionaron enojados y dijeron que en estos tiempos de crisis económica es necesario que ambos padres trabajen y que el fruto de ese sacrificio es, precisamente, para darles una mejor calidad de vida a sus hijos. A otros trabajadores se les llenaron los ojos de lágrimas porque reconocieron que, muchas veces, al salir de su labor se van con los amigos a “desestresarse” sin pensar en las necesidades afectivas no cubiertas de sus hijos. “La calidad de vida no sólo debe apuntar a cubrir sus necesidades de vestimenta, estudios, comida o lujos, sino a garantizar su seguridad y protección”, aconsejó.

El tiempo de calidad con los hijos no es suficiente, les hace falta más

Según Shirley Méndez, que trabaja con niños, niñas y adolescentes hace varios años, “los tiempos de calidad” con los padres no son suficientes para ellos.

“Los pequeños aman a sus padres y necesitan pasar cantidad y calidad de tiempo con ellos, eso ayuda a construir en ellos una personalidad sana, una autoestima fuerte”, acotó la experta en Ciencias de la Educación. En los últimos tiempos, las sociedades se han tornado más consumistas y, si antes la prioridad de una familia era abastecer las necesidades básicas de sus integrantes para preservar la unidad familiar y la formación en valores, hoy lo más importante es cubrir hasta las necesidades más superfluas, “lo cual está generando rupturas familiares, hijos rebeldes o víctimas de maltrato y abuso”.

OPINIONES
Marco A. Camacho

Empleado

Tengo un hijo de tres años y lo dejo con su abuelita. Trato de pasar tiempo de calidad con él en parques, paseos y charlas.

Gustavo Acho Marca

Abogado

Mi esposa es contadora, pero dejó de trabajar para cuidar a mi bebé porque no confiamos en niñeras, es muy riesgoso.

Ariel Callpa

Técnico en Mecánica

Mi esposa y yo hemos decidido que sólo yo trabajaré para que ella pueda cuidar a los 3 hijos. Hay demasiado peligro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.