mercado__ad_

Circular en vehículo por el mercado Abasto, entre el tercer anillo externo y la avenida Piraí, es un desafío debido a la cantidad de comerciantes ambulantes que, además de ocupar las amplias aceras, han tomado parte de la calzada para el expendio de productos. Similar situación se ve a diario en la avenida Grigotá con el ‘rebalse’ del mercado La Ramada o las calles Suárez Arana, Campero, Abaroa o Caballero por el mercado Los Pozos.

En las últimas semanas la invasión del espacio público por parte de los mercaderes aumentó ante la ausencia del personal fiscalizador del municipio y de los gendarmes debido a la restructuración de las oficinas de la Oficialía Mayor de Defensa Ciudadana.

En el Abasto, aparte de esquivar los improvisados puestos, el mal olor proveniente de las frutas y verduras en descomposición es insoportable.

“Sufrimos al ver tanto desorden porque los ambulantes y la gente que llega del interior con sus camiones nos hacen la competencia desleal y pocos clientes vienen a nuestros puestos”, indicó Marta Ramos, una vendedora de cebolla.

En este mercado los expendedores de plátanos y de cítricos han consolidado sus puestos en las aceras del country club Las Palmas y del canal que queda detrás del parque cerrado de las flores, justo donde hace tres años se produjeron violentos enfrentamientos con los gendarmes.

Los Pozos

En este centro de abastecimiento los ambulantes han invadido las aceras de la calle Campero hasta la Arenales, donde por las tardes aparecen ventas de comida que no dejan pasar ni vehículos ni peatones.

“Los gremiales se han hecho dueños de las aceras porque la Alcaldía no les dice nada”, se quejó Josefina Castro, que acude a diario a Los Pozos.

En el mercado La Ramada, que sufrió un incendio en mayo de 2010, los vendedores no se quedan atrás pues han sobrepasado la avenida Grigotá para tomar la acera sur donde los puestos son metálicos y están fijos en el piso.

Controles

El director de Planificación de Mercados, Marcelo Ruiz, aseguró que desde la próxima semana comenzarán a vigilar los centros de abastecimiento, pero a los que les compete decomisar y dar multas es al personal de Recaudaciones.

“Se coordina con los gremiales para que se trasladen sin problemas a los nuevos mercados, como es La Ramada minorista que desde octubre debe funcionar, cuya obra tiene el 95% de avance”, manifestó Ruiz

Datos

Calle Campero invadida
Las ambulantes de Los Pozos se irán a un mercado aún sin licitar.

La Grigotá con ambulantes
La Ramada será despejada cuando esté listo su mercado que tiene el 95% de avance.

Mercado Mayorista
Aliviará al Abasto, lleva el 50% de avance y estará listo en 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.