EEUU deporta a excuraUn exsacerdote católico boliviano del área de Chicago que fue sentenciado a prisión por abuso sexual de un niño fue deportado a Bolivia. Funcionarios de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) dijeron que Alejandro Flores, de 40 años, fue deportado el martes a La Paz.
Fue enviado en un vuelo comercial y acompañado por dos agentes federales. Las autoridades dijeron que Flores tiene prohibido de por vida regresar a Estados Unidos.

Estuvo preso cuatro años. Flores se declaró culpable en 2010 de abuso sexual criminal y fue condenado a cuatro años en prisión. Abusó de niños cuando trabajaba en la iglesia de St. Mary en West Chicago.
La diócesis de Joliet había dicho ya que el proceso para expulsar a Flores del sacerdocio está en marcha en El Vaticano.

La Conferencia Episcopal Boliviano informó hace unas semanas que el sacerdote no ejercerá su misión en el país.

Le seguirán acciones penales. Así también la Conferencia Episcopal exhortó a las autoridades judiciales de Bolivia tomar las acciones penales “necesarias” al retorno del exsacerdote, tal como sucedería con cualquier otro ciudadano que cometiese cualquier otro delito.
Flores intentó suicidarse tras revelarse que había abusado de un menor durante cinco años. Fue encontrado inconsciente tras haber intentado quitarse la vida después de que una familia lo acusara de abusar de su hijo de 13 años. Admitió su culpabilidad en los cargos en septiembre de 2010 y cumplió cuatro años de prisión.

Ordenación. Flores se ordenó como sacerdote en junio de 2009 y admitió su responsabilidad por el hecho cometido con el argumento de haber sido violado en el orfanato donde pasó varios años durante su niñez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.