Rafael Nadal,Rafael Nadal derribó la barrera de Cincinnati, uno de los torneos que le faltaban por ganar, y tras superar ayer al estadounidense John Isner por 7-6(8) y 7-6(3) logró su noveno título de la temporada y el vigésimo sexto Masters 1000 de su carrera.

Cincinnati se le resistía al jugador español, que hoy figurará como segundo jugador del mundo en detrimento del británico Andy Murray y sólo superado por el serbio Novak Djokovic, número uno del circuito. Una condición a la que aspira aún Nadal amparado por las matemáticas.

El poderoso servicio y el entusiasmo del estadounidense, alentado por el público local y por alcanzar el título más importante de su carrera, tampoco frenó al tenista balear, que sigue sin perder en pista dura en lo que va de curso. Son ya 15 las victorias que acumula en este tipo de piso en el 2013. El Abierto de Estados Unidos, su nuevo objetivo.

Nueve títulos en 11 finales jugadas. Nadal acumula Cincinatti a los éxitos en Sao Paulo, Acapulco, Indian Wells, Godó, Madrid, Roma, Roland Garros y Montreal. Sólo perdió en Viña del Mar ante el argentino Horacio Zeballos y en Montecarlo, contra Djokovic. Ambas en tierra. Un trayecto impecable a excepción de Wimbledon, de donde se despidió en su primer partido.

Nadal tardó una hora y 55 minutos en acabar con la resistencia de Isner, que tuvo sus oportunidades.

Especialmente en el primer set, en el que dispuso de tres puntos de set, todas al resto. Una de ellas en el desempate.

Ninguno cedió su saque a lo largo del partido y el desenlace se decidió en los “tie break”, donde el español tiró de tenis, cabeza y experiencia para superar al gigante estadounidense, que encajó así su segunda derrota en un Masters 1000, tras la del pasado año en Indian Wells contraRoger Federer, y la cuarta ante el español, con el que ya había caído en tres ocasiones anteriores, la más reciente en Roland Garros de 2011, cuando Nadal necesitó los cinco sets.

Rafael Nadal, número 2 del mundo tras vencer al estadounidense John Isner, afirmó que alcanzar la cima del tenis mundial es “un objetivo que es posible” y que va “a intentar hasta el final de la temporada”.

“Ganar dos torneos consecutivos en pista dura, dos Masters 1000, jugar al nivel al que lo he hecho y en un año problemático por la lesión en la rodilla, supone vivir momentos emocionantes”, dijo.

HERMANOS BRYAN GANAN EN DOBLES

Los hermanos estadounidenses Bob y Mike Bryan, números uno del mundo, apartaron del título del Masters 1000 de Cincinnati a los españoles Marcel Granollers y Marc López tras imponerse en la final por 6-4, 4-6 y 10-4.

Los californianos, que cerraron el choque en una hora y 19 minutos, lograron su décimo título del año tras los de Wimbledon, Queens, Roland Garros, Masters 1000 Roma, Masters 1000 Madrid, Masters 1000 Indian Wells, Memphis, el Abierto de Australia y Sydney.

El dúo español, que reaccionó en la segunda manga, buscaba su primer título de la temporada. Decayeron en el desempate, donde la pareja norteamericana logró una renta inicial que fueron incapaces de enmendar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.