HombreUroko, un empresario nigeriano originario de Benue falleció después de ser obligado a tener sexo con sus seis esposas.

Era un noche normal, Uroko decidió pasar una velada especial con la más joven de sus esposas. Sin embargo, las otras cinco no estuvieron de acuerdo.

Justo cuando Uroko se disponía a hacer el amor con una de sus esposas, las cinco esposas restantes lo interrumpieron con cuchillos en las manos para demandar que tuviera sexo con las seis al mismo tiempo.

Cuando la última mujer terminó, se dio cuenta de que Uroko ya no respiraba. Hasta ahora, dos de las esposas han sido detenidas por homicidio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.