La ONU investiga presunto ataque con armas químicasLos expertos de la ONU deben comenzar hoy la investigación sobre el terreno de un supuesto ataque con armas químicas cometido el miércoles cerca de Damasco, tras haber obtenido ayer una autorización del régimen sirio considerada como “tardía” por Estados Unidos que sopesa una acción militar.
Durante los últimos días se sucedieron los contactos internacionales para preparar una “respuesta seria” contra Damasco, y Washington valoró incluso las opciones militares.

La ONU confirmó que sus expertos acudirán hoy a los lugares cercanos a Damasco donde se produjo el ataque del 21 de agosto y en el que la oposición siria acusa al régimen de Bashar al Asad, que lo niega categóricamente, de haber utilizado armas químicas para matar civiles. El organismo indicó que se dará “prioridad absoluta” a esta investigación.

Un responsable estadounidense afirmó que, dado el supuesto número de víctimas, sus síntomas y la información recabada por los servicios de inteligencia, existen “muy pocas dudas” sobre el uso de armas químicas, un hecho que durante mucho tiempo Washington estableció como “línea roja”.

En la misma línea se expresó el ministro británico de Relación Exteriores, William Hague, al indicar que “la mayoría de las pruebas podrían haber sido destruidas”. El presidente francés, François Hollande, habló ayer con su homólogo Barack Obama, a quien le dijo que “todo concuerda para señalar al régimen de Damasco como el autor” de los ataques químicos del 21 de agosto.

Recuerdo de Irak

Rusia, aliada de Damasco, pidió a la comunidad internacional y a la oposición siria que deje a los expertos hacer su trabajo para evitar que se repita “la aventura” de Irak. “Llamamos firmemente a aquellos que, intentando imponer sus propios resultados de la investigación a los expertos de la ONU, plantean la posibilidad de una operación militar en Siria, a hacer prueba de sensatez y a no cometer un error trágico”, indicó Alexander Lukashevich, portavoz de la diplomacia rusa.

EEUU, preparado

En EEUU, Obama daba muestras de aproximarse a una posible acción militar limitada en Siria. El sábado celebró reuniones al más alto nivel en la Casa Blanca y conversó por teléfono con su aliado británico, el primer ministro David Cameron. El secretario de Defensa, Chuck Hagel, declaró que el Pentágono moviliza fuerzas para una posible acción militar.

En base a informes médicos, el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos contabilizó más de 300 muertos por gas tóxico, entre ellos decenas de rebeldes

En la jornada

1 El papa Francisco pidió ayer a la comunidad internacional que se muestre “más sensible” ante la trágica situación que se vive en Siria y que dedique todo su esfuerzo a encontrar una solución a la guerra.

2 El gobernador de la provincia siria de Hama, Anas al Naim, murió ayer en un atentado con coche bomba en la capital regional, cuando se dirigía a su trabajo, informaron fuentes de seguridad, que no dieron más detalles del hecho.

3 La demanda de máscaras antigás se cuadruplicó en Israel, informó el Servicio Postal, en medio del dabate mediático acerca de una posible intervención de EEUU en Siria, ante denuncias de supuestos ataques químicos.

Powell aconseja cautela en la zona

El exsecretario de Estado de Estados Unidos Colin Powell, quien contribuyó a llevar a su país a invadir Irak una década atrás, dijo ayer que la situación en Siria está más allá de la capacidad de influencia de EEUU.

Powell, en una entrevista con el programa “Face the Nation” de la cadena CBS de televisión, dijo que ambos bandos en el conflicto interno de Siria son demasiado inestables como para que Estados Unidos se incline a favor de uno u otro.

“Tanto en Egipto como en Siria, Estados Unidos ha de desempeñar un papel mucho más inteligente”, dijo Powell, que considera que el conflicto sirio es una guerra civil. “No deberíamos andar por el mundo pensando que podemos, realmente, hacer que ocurran cosas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.