Juez envía a la cárcel ala acusadaLa joven acusada de degollar a su pareja, un policía del Batallón de Seguridad Física, fue enviada ayer a la cárcel de San Pablo de Quillacollo con detención preventiva, acusada por el delito de tentativa de homicidio.

Los familiares de Rubén Suntura observaron la determinación judicial toda vez que el crimen se suscitó en Cochabamba, zona de Pucarita Chica y debía estar detenida en la cárcel de San Sebastián mujeres.

Pese al argumento de la autoridad judicial en sentido de que se está velando por su seguridad, el abogado de la víctima, Juan Vargas, explicó que se planteará un incidente que permita modificar esta determinación.
LOS HECHOS El sábado en la madrugada, según las investigaciones policiales, Fabiola Claros de 18 años se encontró con su pareja en inmediaciones de la casa de éste. El hermano de la víctima, David Suntura, contó que estaban cerca del cerro donde prendieron una pequeña fogata y mientras él estaba agachado, la joven utilizando una hoja de afeitar le cortó el cuello.

“Con una mano se agarró la herida y con la otra estaba deteniendo a la chica que continuaba cortándole las muñecas y los brazos. Antes de desmayarse pidió ayuda a la dueña de la casa donde vivía”, contó.

Dijo también que su hermano se encuentra fuera de peligro. La herida del cuello de entre 10 y 12 centímetros fue curada mientras que aún corre peligro el movimiento de la mano izquierda donde los médicos explicaron que se dañaron los tendones.

“Podría quedar discapacitado”, agregó.

Por su parte Claros, que admitió el hecho, en su declaración informativa ante la Fiscalía, argumentó que era víctima de maltrato y amenazas por parte de su pareja.

Sin embargo, los familiares del policía aseguran que todo fue planificado porque la muchacha en el momento del crimen utilizaba unos guantes. Habría comentado que al tener otra pareja en la ciudad donde vive (Quillacollo) decidió “deshacerse de Rubén”.
PROTESTA La familia que se concentró ayer en las puertas del Tribunal Supremo de Justicia pidiendo cárcel para la joven. A su vez dijeron estar preocupados porque no cuentan con recursos económicos para cubrir los gastos médicos. Si bien el policía está asegurado en la Caja Nacional de Salud pero el hermano relató que no cubren este tipo de casos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.