salud,El ministro de Salud, Juan Carlos Calvimontes, entregó ayer 140 ítems para todos los centros del departamento. 86 fueron destinados al complejo hospitalario Viedma.

Exhortó a las autoridades a administrar eficientemente los recursos humanos para garantizar mejoras en la atención a los pacientes.

La autoridad realizó duras críticas al personal de salud por “el uso discrecional que realizan con los ítems”.

Lamentó que algunos especialistas hagan un turno semanal de 24 horas y el resto de la semana no prestan atención.

Dijo que se deben realizar ajustes para que “dejen de existir privilegios”. Mencionó que hay médicos que no cumplen con su carga horaria, otros se benefician con dos horas de docencia, pero no la ejercen.

Pidió que se realice el seguimiento al personal a partir de la revisión de planillas de ingreso, por ejemplo, y también con la evaluación de los resultados del trabajo.

El ministro resaltó la excepción realizada con el hospital Viedma, porque la norma establece que la distribución de ítems es un 70 por ciento para el área rural y un 30 por ciento para las zonas urbanas.

El hospital Viedma recibirá 35 ítems, el Gastroenterológico 21, el del Niño 20 y el Germán Urquidi 10.

MI SALUD Calvimontes destacó las mejoras en el sistema de salud gracias al programa “Mi Salud”. Dijo que la Organización Mundial de la Salud y la Organización Paramericana de la Salud recomiendan que la relación “médico habitante debe ser de un profesional para diez mil habitantes”.

Según dijo en el país se han superado las expectativas. Por ejemplo, en El Alto ahora hay un médico para seis mil habitantes y en Tarija la relación es de un profesional por tres mil ochocientas personas. En Pando se pretende un alcance de un médico por mil pacientes.

En la mañana, la autoridad entregó 50 ítems para el municipio de Quillacollo, para llevar adelante el programa “Mi Salud”.

Se trata de los jóvenes formados en Cuba. Ellos realizarán las visitas a todos los domicilios del municipio.

“El programa Mi Salud no viene a quitarles su trabajo”, aclaró la autoridad al dirigirse a los médicos del hospital Villa Moderna, de Quillacollo. Más bien deben complementar su trabajo para evitar el colapso en los hospitales, indicó.

Ellos (médicos) tienen que realizar sus tareas en la comunidad, “visitando casa por casa, organizando el municipio. También ofreciendo charlas informativas a los ciudadanos para prevenir las enfermedades”, explicó.

El alcalde de Quillacollo, Charles Becerra, comprometió 50 ítems destinados a enfermeras auxiliares para reforzar las tareas de los médicos del programa “Mi Salud”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.