Limpieza y fumigación

El período epidémico del dengue comenzó en el trópico cochabambino, informó el director de la Unidad de Epidemiología, Arturo Quiñones.

En la época de lluvias se “activan” los huevos que se encuentran en los recipientes.

Aseguró que el número de casos positivos de dengue está relacionado, directamente, con los hábitos de limpieza de los pobladores.

La destrucción de los criaderos es una tarea doméstica, por eso es necesario, por ejemplo, volcar los platos de los animales, botar los recipientes inservibles, evitar que haya agua retenida por más de cuatro días. Asimismo, la desinfección de los tanques o depósitos de agua.

Si esas tareas se realizan de manera rutinaria las poblaciones estarán protegidas del temible dengue.

El personal del Sedes, según Quiñones, realiza acciones preventivas con las campañas de fumigación con larbicidas (no tóxicos). Es un importante control en la etapa temprana, que además no daña el medio ambiente. Este método es utilizado desde el 2012.

Hay personal permanente en la zona y se encuentran a la espera de los planes preventivos elaborados por los municipios. Sostuvo que se deben conformar equipos de educadores y capacitadores en los establecimientos educativos y, junto a la población, se tienen que tomar las acciones.

Hasta la fecha (ayer) no se tenían reportados casos positivos de personas con dengue en Cochabamba, informó Quiñones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.