Harbín, una ciudad china de casi 11 millones de habitantes, está sufriendo una contaminación récord en el aire.

La contaminación ha paralizado el tráfico y ha obligado a cerrar el aeropuerto, interrumpir las clases y suspender algunas líneas de autobuses públicos en esta ciudad, que es la capital de la provincia de Heilongjiang.

La contaminación en algunas partes de Harbín era de 1000 en el índice que mide los pequeños contaminantes llamados PM2.5 (o partículas con un diámetro de 2.5 micrómetros). Por encima de 300 se considera peligroso, mientras que la Organización Mundial de la Salud recomienda un nivel diario de no más de 20.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.