CASA_ad

Luego de siete años (2006-2013) el Programa de Vivienda Social y Solidaria (PVS) impulsado por el Gobierno llegó a su fin. En ese periodo en Santa Cruz se aprobó la construcción de 7.525 viviendas, de las cuales se entregaron 6.250 (83%) y 1.252 (17%) por motivos legales o técnicos fueron paralizadas o entregadas con algunas modificaciones.

Álvaro Gutiérrez, director de la regional PVS Santa Cruz, indicó que con este plan habitacional unas 30.000 personas se beneficiaron, la mayoría ubicadas en la provincia Andrés Ibáñez.

Gutiérrez explicó que la inversión realizada por los 7.525 proyectos fue de Bs 363 millones y que en los tres años (2011-2013) en los que estuvo al frente del PVS trató de realizar la mayor cantidad de entrega de viviendas y solucionar los proyectos que estaban paralizados por temas técnicos o legales.

“Fue un trabajo desgastante, de mucha responsabilidad, en la que el PVS muchas veces tuvo que trabajar en desventaja. Fue una experiencia en la que no se deben repetir ciertos errores”, sostuvo Gutiérrez.

Durante el proceso

En los siete años de existencia del PVS, en Santa Cruz se aprobaron 54 proyectos (7.525 viviendas), en los cuales la fluctuación de los precios de los materiales de construcción, las idas y venidas en el desembolso de los recursos para la compra de los terrenos y el inicio de obras, la doble titularización de los beneficiarios, el no cumplimiento de algunas constructoras y las peleas por los límites municipales fueron los problemas con los que el plan tuvo que lidiar.

Para subsanar estos puntos, el Gobierno apuesta por otro programa habitacional que es el de la Agencia Estatal de Vivienda (AEVI) que contará con un capital de $us 80 millones para la construcción de unas 200.000 viviendas y que será totalmente diferente al PVS, pues en esta oportunidad será el Ejecutivo el que controle la construcción de las viviendas y una vez concluidas recién las ofrecerá a los interesados, previa verificación de su capacidad de pago y de que no tenga una propiedad.

Tareas pendientes

Si bien el PVS dejará de entregar viviendas, una Unidad de Liquidaciones se hará cargo de los temas pendientes, como el de la apertura de cartera (para que los beneficiarios empiecen a pagar) y el de los procesos penales iniciados a algunas constructoras que no cumplieron con los cronogramas de construcción.

En Santa Cruz, el tema del cobro de las viviendas sociales se torna importante, debido a que cerca del 90% de las casas entregadas corresponden a los subprogramas que requieren de un crédito del Gobierno, dinero que debe recuperar

En detalle

Las opciones
El PVS ofrecía cuatro subprogramas. El primero destinado al campo y los tres restantes para la ciudad y con financiamiento.

La inestabilidad
En los siete años del PVS, por distintos motivos se cambiaron a siete viceministros dependientes del Ministerio de Obras Públicas.

Cuidado de sus propiedades
Desde el PVS indicaron que los beneficiarios deben habitar sus casas a pesar de que aún no empezaron a pagar sus cuotas.

En busca de una financiera
La apertura de cartera se ve frenada debido a que el Fondesif no quiere trabajar con las cooperativas a las que considera poco confiables.

Cifras

50.000
Casas entregadas
Se estima que la vivienda N.° 50.000 está en El Alto (La Paz).

53.000
Viviendas ejecutadas
Hasta diciembre el Gobierno espera entregar esta cantidad.

PROYECTOS OBSERVADOS POR TEMAS LEGALES

El PVS Santa Cruz indicó que durante el periodo 2006-2013 se paralizaron 750 viviendas que tuvieron problemas técnicos y legales que obligaron al Gobierno a realizar distintos procesos penales a personas o constructoras que no cumplieron con la norma.

En este contexto, Álvaro Gutiérrez, director regional del PVS, indicó que las 427 viviendas en San Javier fueron paralizadas porque se encontraron distintas irregularidades.

Sobre el pedido de unas 400 personas que pagaron Bs 1.300 para que su terreno sea registrado en Derechos Reales, Gutiérrez indicó que este es un tema que el PVS no puede solucionar, dado que esta entidad no recibió ese dinero.

Al respecto, Felipe Macoñó, presidente de la Asociación de Juntas Vecinales de San Javier, sostuvo que la constructora Eco Ltda. es la que no cumplió con la construcción de estas viviendas y que van a insistir hasta que les devuelvan ese dinero o les den alguna facilidad para tener esos terrenos que tienen una hipoteca de Bs 71.000.

Otros proyectos que fueron paralizados están en Roboré (100), en la urbanización La Briza del Plan 3.000 (47) y en Vallecito I (152),II y III (10)

Gutiérrez remarcó que estos procesos están en curso y que no está contemplada ninguna construcción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.