The Wall Street

Un artículo difundido hoy en el The Wall Street Journal señala a Bolivia como un Estado que está encaminado a convertirse en el “próximo Afganistán” debido a la relación con Irán y la presencia de extremistas africanos.

” Afganistán se transformó en un caldo de cultivo en el que se incubó una cultura del crimen organizado, la radicalización de la política y el fundamentalismo religioso, un lugar propicio para que Osama bin Laden instalara sus operaciones. Ahora, algo parecido podría estar ocurriendo en Bolivia”, afirma el artículo.

La supuesta emigración africana al país es explicada desde la visión de Mary Anastasia O’Grady, autora del texto, “gracias a una demanda estable de cocaína, el dinero en efectivo abunda en la economía boliviana. África es parte de una de las principales rutas de transporte por donde se mueve la cocaína con destino a Europa. Eso podría explicar la presencia de somalíes, etíopes y sudafricanos que se han visto en Santa Cruz”.

Asimismo, O’Grady hace referencia al Gobierno liderado por el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera de quienes dice “empezaron a construir un narco-Estado represivo cuando llegaron al poder en 2006”.

“Con la oposición acorralada, Morales ha convertido a Bolivia en un centro internacional del crimen organizado y en un refugio para los terroristas”, afirma textualmente la publicación.

La publicación también cita como respaldo algunas publicaciones periodísticas y fuentes anónimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.