jamescowan.jpg_1398818830

La Policía del condado de Lancaster, Pensilvania, Estados Unidos, fue llamada por personal de la cadena Arby’s, luego que uno de sus empleados sufriera un incidente de acoso, la pasada noche de miércoles.

La víctima declaró a la Policía que un conductor la manoseó cuando se inclinaba hacia el vehículo del cliente para entregar su pedido.

El sospechoso, en aparente estado de intoxicación, huyó en su Toyota 4Runner. Pero gracias a que la víctima identificó el vehículo, la Policía tuvo su primer pista y encontró el auto en un motel cercano. No obstante, la pista decisiva fue otra; el rastro de frituras de Arby’s que el “agresor sexual” dejó cuando caminaba de su camioneta a la habitación del motel.

Los policías siguieron el rastro de frituras y salsa Arby’s, desde la puerta del automóvil hasta la puerta de la habitación, donde encontraron a James R. Cowan Jr. , de 36 años de edad y originario del estado de Georgia, quien enfrentará cargos por agresión.

Por ahora, el comilón agresor pagó una fianza y llevará su proceso judicial en libertad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.