Las anomalías climáticas

Frente a las anomalías climáticas que son más evidentes cada año que pasa se presentan diversas amenazas a la salud. Las principales están relacionadas con el brote de enfermedades como el cólera, la gripe aviar y otras que son transmisibles, como el caso del chagas.

La información fue dada a conocer durante la presentación de los reportes técnicos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) sobre “El impacto del cambio climático en la biodiversidad” y “El cambio climático y el desafío de la salud en Bolivia”.

El compilador del último documento Mirko Rojas consideró que para evitar los riesgos del cólera es necesario contar con servicios básicos adecuados y buena agua para mejorar la calidad de vida de las personas. El cólera fue una epidemia en los años 90.

“Sino tenemos un sistema bien implementado los riesgos aumentan”, señaló.

Con respecto a la gripe aviar, explicó que se deben mantener los sistemas de vigilancia y organizar centros de enlace en el ámbito municipal, departamental y nacional tomando en cuenta que existe poca información sobre esta enfermedad. Los problemas se dan con mayor frecuencia en las comunidades y afectan a las aves y mamíferos.

Rojas también se refirió a las enfermedades transmisibles que considera provocan la aparición de otros males por la variabilidad climática. Entre las más comunes están la malaria, dengue, fiebre amarilla, chagas, leishmaniasis, hantavirus, peste bubónica, virus chapare y otros.

“Para estar seguros se requiere investigación, ver si estas enfermedades están aumentando. Requerimos evidencia científica”, manifestó.

Dijo también que la variabilidad climática es más frecuente desde hace dos décadas.

La situación.

Biodiversidad

Se encuentra bajo fuertes presiones como el cambio en el uso de suelo, la deforestación y la contaminación a las cuáles se suma, últimamente, el cambio climático, según el informe del PNUD.

Salud

Hay impactos directos e indirectos en la salud y están relacionados con el clima. En el informe del PNUD advierten una intensidad y frecuencia de los eventos climáticos extremos, que a Bolivia le significa vidas humanas y consecuencias sanitarias y económicas.

Estudios

Aún no hay en Bolivia evidencias concretas de la vulnerabilidad en el sector salud frente al cambio climático. Sin embargo, preocupan las enfermedades emergentes y su relación con la pérdida de la biodiversidad.

Enfermedades

En el documento advierten que las enfermedades sensibles al cambio climático no siguen ya sus respectivos patrones estacionales, con la aparición de brotes, incrementos o reducciones en su incidencia, así como presentaciones fuera de su temporalidad habitual. Es por eso que aparecen nuevas enfermedades, reemergentes y emergentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.