[dropcap]U[/dropcap]no de los principios de economía, señala que los agentes económicos (AE) responden a los incentivos, los cuales pueden ser de carácter económico, social y ético, en tanto los AE tomen decisiones comparando costos y beneficios de las mismas.

En el papel fundamental que desempeñan los incentivos en la determinación de la conducta de los AE, es importante detallar las medidas a tomar por los poderes públicos, los cuales toman en cuenta los costos y los beneficios de las acciones privadas, cuando estos no consideran la forma en que podrían cambiar su gestión.

En este sentido, el Gobierno Nacional enmarcándose en la Constitución Política del Estado, estableció la Escala Salarial Maestra, considerando que toda persona tiene derecho a un trabajo digno, con un salario justo, equitativo y satisfactorio, que le asegure para sí y su familia un vivir bien.
Es por eso, que a más de un año de la implementación de la Escala Salarial Maestra en los 20 Ministerios de Estado del Órgano Ejecutivo, se deben conocer los problemas que han sido subsanados y los logros alcanzados a partir de la misma, en el marco de la política salarial del sector público.

De acuerdo al Decreto Supremo Nº 1186 de 9 de abril de 2012, se estableció una estructura salarial y de cargos, que permitió fijar una remuneración acorde con el cargo, responsabilidad, función, desempeño, calidad y calidez, a favor de los servidores públicos.

Es necesario aclarar que los mencionados parámetros coadyuvaron en la evaluación de las remuneraciones que deberían percibir los servidores públicos, a efecto de incentivar en sus labores cotidianas, con el fin de cumplir con los objetivos estratégicos y de gestión trazados en cada una de las Carteras de Estado para las cuales trabajan, recordando que en más de diez años, este sector no percibió ningún incremento salarial.

Es justamente que a partir de la implementación de la Escala Maestra, se subsanaron problemas referidos al excesivo número de niveles salariales y denominación de cargos entre Ministerios, por cuanto, en total existían aproximadamente 400 niveles, ahora sólo existen 27 niveles.

Asimismo, los cargos no estaban distribuidos de acuerdo a las funciones establecidas para cada uno de los trabajadores, por ejemplo habían niveles de profesionales en los cuales se encontraban a secretarias; contrariamente, habían cargos de auxiliares o administrativos ocupados por profesionales, ahora dicho aspecto se encuentra transparentado.
Por otra parte, existía dispersión de niveles salariales en la estructura salarial interna de un Ministerio. Existían Jefaturas con reducido personal, y en algunos casos no contaban con personal bajo su dependencia.

Finalmente, es necesario conocer que el costo para subsanar los mencionados problemas, alcanzó a Bs105,4 millones, de los cuales, Bs76,5 millones fueron financiados con recursos del Tesoro General de la Nación, y Bs28,9 millones con recursos propios generados por las Cartera de Estado.
Es de esperar que el citado sacrificio económico se traduzca en el logro de objetivos de las instituciones públicas y en una labor más eficiente por parte de los servidores públicos, así como en un gran aporte para mejorar la calidad de vida y el vivir bien de todas las bolivianas y los bolivianos.

Fernando Roger Chuquimia Vargas
Ingeniero Comercial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.