Médicos

La flor, que había crecido unos 2 centímetros, fue eliminada con éxito de la oreja de la niña, llamada Ranran, que actualmente se está recuperando de la operación.

Los padres de la niña, que viven en el distrito de Tongzhou de Pekín, China, contaron a la prensa local que su bebé comenzó a llorar y rascarse la oreja. La madre de Ranran vio algo dentro e intentó sacarlo, pero, al no poder, terminó llevando a la niña a un hospital pediátrico.

22808.net

Los médicos se quedaron perplejos al descubrir que en la oreja de la pequeña había un diente de león totalmente formado que llenaba por completo el canal auditivo. Sin una intervención, la flor podría haber causado problemas de salud graves a la pequeña.

Gu Qinglong, el médico jefe del departamento de otorrinolaringología, y sus varios asistentes tardaron unos 10 minutos en extirpar la planta. Los médicos dijeron que no había resultado una tarea fácil, ya que la flor estaba muy arraigada. “Incluso la mínima presión la puso en riesgo de una hemorragia interna”, dijo Qinglong al diario ‘Beijing Evening News’. Es probable que el calor y la humedad en el interior del canal auditivo posibilitasen el crecimiento de la planta, señaló el médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.