terremoto
La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, declaró que Tarapacá, Arica y Parinacota son zonas de catástrofe a causa del sismo de 8,2 grados Richter que sacudió anoche el norte del país y provocó cinco muertos en Iquique, daños y la evacuación masiva en todo el litoral chileno.
En Cochabamba, La Paz y Oruro se sintió la onda expansiva del terremoto, causando alarma. El temor se apoderó también de Perú y Ecuador que emitieron alertas de tsunami.
Según la página del Centro Nacional Sismológico de la Universidad de Chile, la mayoría de las réplicas ha tenido magnitudes arriba de cinco grados lo que mantiene en suspenso a las miles de personas que habitan las ciudades de Iquique, Antofagasta, Arica, Calama y muchas otras.
La mayoría de ellas se encuentran en lugares alejados del mar después de que la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) decretara alerta de tsunami.
En tanto, las calles del centro de Iquique, a 1.857 kilómetros al norte de Santiago, están llenas de vidrios debido al estallido de los ventanales.
También las emisoras han reportado de la destrucción de algunas viviendas de adobe, caminos cortados, otros con grietas y de algunos derrumbes que han obstruido algunas autopistas.
De hecho, uno de ellos sepultó a un automóvil, aunque sus ocupantes lograron escapar del coche, según el testimonio de la persona que los rescató.
En una de las caletas de Iquique, al menos 140 embarcaciones menores fueron destruidas por la salida del mar que llegó hasta unos de los terminales de microbuses.
Las redes sociales han informado del extravío de varios niños durante el proceso de evacuación.
Las fotos de varios de ellos han sido publicadas en la red con el fin de que al momento que sean ubicados se les traslade hasta las comisarías o se les entregue a los miembros del Ejército que ya patrullan las calles de Iquique.
El sismólogo y académico de la Universidad de Chile, Mario Pardo, afirmó anoche que el terremoto de 8,2 grados ocurrido en la zona norte del país “podría ser” el fenómeno telúrico que los expertos esperaban para ese lugar. “Es uno de los escenarios posibles, pero aún no se puede decir nada con certeza”, señaló Pardo.
Al contrario, el geógrafo Marcelo Lagos dijo que “este no es el evento (sísmico) que esperamos”. “Hay que estar alerta”, sentenció Lagos en declaraciones a Televisión Nacional.
Los sismólogos han calificado gran parte del norte de Chile como una “zona caliente” para un gran terremoto, ya que desde 1878 no se registra un temblor de gran magnitud en esa zona.
También manejan un rango de entre 70 y 100 años el tiempo transcurrido para que un sismo se vuelva a registrar en la misma zona. Chile ha tenido al menos 80 terremotos, que en los últimos 60 años han causado 40.718 víctimas mortales.
El sismo alarmó en Bolivia
La Paz, Cochabamba y Oruro sintieron los movimientos sísmicos que se produjeron en Chile anoche.
De acuerdo con el informe del sismólogo del Observatorio San Calixto, Teddy Griffin, en aquellas ciudades se sintió por aproximadamente un minuto este movimiento terrenal entre 4 a 5 grados en la escala de Mercalli, principalmente en las edificaciones de mayor altitud.
El sismo ocasionó que lámparas y materiales de escritorio tuvieran movimientos bruscos que agilizaron a la población a tomar medidas, incluso gente que se encontraba en edificios salió a las calles por el susto. Sin embargo, las autoridades no reportaron ningún daño humano.
Gonzalo Fernández, técnico en el Observatorio de San Calixto, indicó que las réplicas que se registren en el centro serán de menor magnitud y podrían sentirse pequeños movimientos en Bolivia, pero la población tendría que permanecer tranquila.
Por otro lado, usuarios en las redes sociales, a los minutos del sismo en Chile, comunicaron sus preocupaciones por el país vecino y manifestaron sus preocupaciones y sorpresas al hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.