eucalipto
El eucalipto es bastante familiar para muchos de nosotros, casi siempre asociado con el alivio de los síntomas respiratorios de los resfriados o con su agradable aroma.
Pero los usos y beneficios del eucalipto van mucho más allá de aromatizar una habitación o haceros respirar mejor.
El eucalipto es un árbol originario de Australia y existen más de 400 diferentes subespecies de eucalipto. Sus aceites, resina y hojas secas son usados en remedios naturales y tradicionales.
Los usos del eucalipto son varios. Sus árboles, de rápido crecimiento, son populares en la industria papelera, y muchas veces son usados en áreas que tienden a inundarse, pues absorben agua en grandes cantidades. En la medicina natural, el eucalipto también ha demostrado varios beneficios.
El eucalipto puede usarse de diferentes maneras. Hoy en día se consiguen caramelos de eucalipto lo mismo que aceites, ungüentos y té. Pero siempre que sea posible, se recomienda usar hojas, flores y resina natural de eucalipto para evitar ingredientes artificiales.
Una observación importante sobre el aceite de eucalipto es que nunca debe tomarse ni untarse sin antes diluirlo pues puede ser altamente tóxico.
El eucalipto en cualquier forma debe usarse con precaución y con consulta médica en casos de mujeres embarazadas, niños, diabetes y pacientes con el sistema inmune comprometido.
Usos y beneficios del eucalipto en medicina natural
Siempre consulte con su médico antes de ingerir o usar cualquier remedio, aunque sea natural – especialmente antes de usarlo en niños y ancianos.
A las hojas de eucalipto se le atribuyen propiedades anti-inflamatorias, antimicrobianas y expectorantes.
Afecciones respiratorias: El eucalipto se usa frecuentemente para el tratamiento natural de casos de resfriados, tos y bronquitis. Sus hojas pueden ser usadas como infusiones para beber o para aspirar (el vapor). Se dice que mantener eucalipto (o sus vapores) en una habitación contribuye a la salud respiratoria, sobre todo en época de invierno.
Dolor de garganta: Las gárgaras con agua de eucalipto (hojas se hierben y se usa el agua tibia) son efectivas para aliviar los dolores de garganta. Además de reducir el dolor también ayuda a desinfectar.
Reumatismo: En algunos casos aprobados por su médico, sumergirse en agua tibia con hojas de eucalipto brinda un alivio temporal a los síntomas del reumatismo.
Cicatrices: El aceite de eucalipto se usa efectivamente para acelerar la cicatrización de heridas y para sanar el acné.
Parásitos. Algunos usos del eucalipto contribuyen a la purga de parásitos, sin embargo existen algunas contraindicaciones por lo que siempre es necesario consultar un profesional de la salud.
Infecciones urinarias: Al igual que el arándano, el eucalipto puede inhibir la reproducción de bacterias en el tracto urinario previniendo así infecciones urinarias o aliviando sus síntomas.
Heridas: Para evitar la infección de heridas, el eucalipto en forma tópica es un gran remedio natural.
Usos y beneficios del eucalipto en sanación energética
Fatiga mental y emocional: El eucalipto es estimulante y energizante y puede subir el ánimo y aliviar la depresión temporalmente.
Limpieza y purificación: El eucalipto es muy eficaz en rituales de limpieza y protección pues ayuda a absorber y transmutar energías negativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.