invidentes
OwnFone, una compañía inglesa dedicada a la venta de teléfonos celulares personalizados y fáciles de usar, puso a la venta el primer teléfono móvil inteligente para gente invidente. Este dispositivo usará el esquema que la empresa siguió para lanzar celulares que cualquier persona pudiera emplear, incluso los más ajenos y temerosos de la tecnología.
Básicamente, sólo incluye unos cuantos botones a los que se pueden asignar números específicos de contactos importantes para el dueño, como miembros de la familia o de asistencia médica, pero en lugar de llevar el nombre del contacto impreso, lo tiene en Braille.
Este celular ya es una realidad convirtiéndose el primero en su tipo. Tanto en la parte trasera como delantera usa impresión en 3D y es, como el resto de los equipos, personalizable. Para las personas que no leen Braille tienen la opción de tener el texto sobrerelieve en el teclado. Prototipos de otras marcas, dirigidos a este segmento de usuarios, jamás llegaron a salir a la venta, es por eso que es tan importante este lanzamiento.
El nuevo modelo se vende en Reino Unido y cuesta unos 60 dólares. Su inventor, Tom Sunderland, asegura que el uso de impresión 3D ayudó a mantener el precio de los dispositivos dentro de un rango bajo.
Aunque existen apps en las tienda de smartphones, enfocadas a las personas que no pueden ver, la idea es proporcionar un equipo fácil de usar donde todo lo que se haga es tocar el número predeterminado y colgar o responder con la opción de subir el volumen en caso de necesitarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.