chile

El Gobierno de Bolivia evidenció, en un documento, una serie de contradicciones, mentiras y la estrategia chilena sobre el cobro irregular de impuestos, monopolio portuario por concesiones privatizadas, inhabilitación del ferrocarril, pisoteo al libre tránsito y, en suma, cerca de una veintena de violaciones al Tratado de Paz y Amistad de 1904.

Especifica fechas y gobiernos, de ofrecimientos de una solución al diferendo marítimo que sostienen Bolivia y Chile, lo que demuestra objetivamente la existencia de un tema pendiente -el mar- entre estos dos países. Además aclara con detalle que la demanda ante La Haya no plantea modificar el Tratado de 1904, como alega el Gobierno de Michelle Bachelet.

Con estos argumentos, el canciller boliviano, David Choquehuanca, detalló la serie de mentiras y contradicciones contempladas en la estrategia chilena que, a su juicio, buscan “confundir y desnaturalizar” la demanda marítima que Bolivia interpuso en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con la divulgación del documento “Chile y la aspiración marítima boliviana, mito o realidad”, que elaboró la administración de Bachelet.

Choquehuanca recordó el contenido del texto boliviano “Libro del Mar”, que se distribuyó a más de 100 jefes de Estado en la Cumbre del G77+China que se realizó en Santa Cruz el 14 y 15 de junio, y que reseña los antecedentes históricos del Litoral boliviano, donde además se hace referencia a los principales compromisos asumidos por Chile y explica los perjuicios económicos.

A este escrito respondió la Cancillería chilena con un documento de diez páginas que distribuye el Gobierno de La Moneda. En él se asegura que Bolivia tiene acceso al mar desde la rúbrica del Tratado de 1904 que estableció fronteras “definitivas” entre los dos países. Además, señala que Bolivia busca, con la demanda, desconocer ese Tratado.

El canciller Choquehuanca refutó esos argumentos a través del compendio “Chile y la demanda marítima boliviana; una realidad sin mitos”, que explica entre otros aspectos que Chile incumple con flagrancia el Tratado de 1904.

RESPUESTA El canciller Choquehuanca dijo que la intención del Libro del Mar muestra por qué Bolivia ha llevado a La Haya esta demanda y en respuesta Chile publica un documento alejado de la verdad.

“La demanda está fundamentada en normas, principios y valores del derecho internacional, donde existe jurisprudencia de la Corte Internacional de Justicia. Es imprescindible aclarar que la demanda boliviana no tiene ninguna relación con el Tratado de 1904 y tiene un fundamento jurídico diferente”, afirmó. Recordó que el Gobierno de Chile dice que Bolivia tiene acceso al mar en su documento.

Al respecto, Choquehuanca reiteró que en realidad lo que Bolivia tiene son algunas “pobres facilidades que sirven solo como paliativos y no pueden compararse en absoluto con un acceso libre y soberano al mar”.

“Bolivia y Chile suscribieron un Tratado por el que Chile se obligó a otorgar a Bolivia libre tránsito comercial por su territorio y puertos del Pacífico”, afirmó Choquehuanca.

Además, aclaró que en este régimen reglamentado posteriormente, por acuerdos complementarios mediante la Convención sobre Tránsito del 16 de agosto de 1937, se estipula que el Gobierno chileno reconoce y garantiza el más amplio libre tránsito a través de su territorio y puertos mayores para las personas y cargas que crucen por su territorio para Bolivia.

“Comprende toda clase de carga y en todo tiempo sin excepción alguna”, se refirió Choquehuanca al señalar el artículo 1 de esta Convención sobre Tránsito, del 16 de agosto de 1937.

El artículo sexto del Tratado de 1904 menciona ‘La República de Chile reconoce a favor de Bolivia y a perpetuidad el más amplio libre derecho de tránsito comercial por su territorio y puertos del Pacífico.

Sobre este punto, Choquehuanca precisó que Chile en ese documento “nunca” menciona, o no le gusta leer, lo que señala el acuerdo que “ambos gobiernos acordaran en actos especiales la reglamentación conveniente para asegurar sin perjuicios para su respectivos intereses fiscales el propósito arriba expresado. En consecuencia, dijo, que “nunca debería de haber una medida unilateral”.

Choquehuanca argumentó que se refiere a este tema porque este punto implica que toda la normativa y regulación de libre tránsito debe ser acordada por ambos países, sin embargo, Chile de manera unilateral “impone normas y acciones” en contra del libre tránsito boliviano.

Apuntes.

Denuncia

El Gobierno de Chile quiere sacar a Bolivia de los puertos, alejarlo del mar al imponer recintos extraportuarios, afirmó el ministro de Relaciones Exteriores, David Choquehuanca.

Servicio suspendido

El servicio del Ferrocarril Arica – La Paz se encuentra suspendido desde 1997, y esto es de conocimiento de todos los bolivianos y los chilenos, para el transporte de pasajeros, y desde 2001 para el transporte de carga debido a problemas que se suscitaron en la sección chilena de la vía Visivive – Arica.

Perjuicio

El Gobierno boliviano manifestó que Chile no llevó adelante la rehabilitación respectiva y de esta manera mantuvo inoperable el ferrocarril durante más de una década.

Pese a la publicidad respecto a su supuesta rehabilitación por parte del Estado chileno, hasta la fecha las operaciones del Ferrocarril no se han reanudado, reitera el Gobierno boliviano.

Hay un monopolio portuario
La privatización de puertos chilenos de carga y descarga se ha monopolizado por las concesiones adjudicadas a empresarios privados, que afecta al libre tránsito y a las tarifas preferenciales para el uso de muelle en favor de los bolivianos, a lo que se suma el cobro arbitrario y abusivo de los impuestos para la carga boliviana, según la Cancillería de Bolivia.

“El documento (chileno) no menciona el monopolio en desmedro de las tarifas preferenciales para el servicio de uso de muelle para la carga FIO (Free in and out, el costo de la descarga es de quien contrata el flete). Los otros pagan más de 1.95 y los bolivianos solamente 0.85. En el documento, el pago de los 0.85 dólares por tonelada de carga FIO corresponde únicamente al uso de muelle, el documento no toma en cuenta que existen costos adicionales que deben ser cubiertos por el empresario boliviano, que además se encuentran monopolizadas por las concesionarias privadas, lo que incrementa los costos de las operaciones de importación y exportación”, explicó el canciller David Choquehuanca. Además dijo que el Estado boliviano se ve impedido de escoger a otros operadores que le ofrezcan tarifas y condiciones más convenientes, al verse obligado a utilizar los servicios de un operador monopólico que impone tarifas aprobadas por el Estado chileno.

Diputado Elío asegura que impugnación de Chile a la CIJ es una “chicana” jurídica

LA PAZ/ANF El presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia, Marcelo Elío, señaló ayer que se trata de una “chicana” jurídica la excepción preliminar que presentó el Gobierno de Chile para impugnar la competencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya dentro del proceso marítimo.

Este martes, el Gobierno de Chile, a través de su agente Felipe Bulnes y su coagente Claudio Grossman, presentó la excepción de incompetencia de la Corte Internacional de Justicia para que aborde la demanda marítima que interpuso el Gobierno boliviano el 24 de abril de 2013.

A tiempo de rechazar esta objeción, el presidente de la Cámara Baja pidió al Gobierno del vecino país “calcular” cuánto le debe a Bolivia por concepto de los recursos naturales, como el cobre, que se apropiaron tras la invasión de 1879. “Es una chicana jurídica (…) más bien Chile debería calcular cuánto le debe a Bolivia por explotar sus recursos naturales, incluso en el tema marítimo”, manifestó Elío a la red Unitel.

De acuerdo con la CIJ, una vez presentada la excepción de incompetencia de Chile se suspende el proceso de fondo y se dio un plazo de 120 días a Bolivia, que fenece el 14 de noviembre próximo, para que responda al recurso planteado por Chile.

Bolivia presentó una demanda internacional contra Chile ante la CIJ para que este Tribunal de Justicia obligue al Gobierno del vecino país a que, de buena fe, negocie una salida “soberana” al océano Pacífico a favor del país.

Chile inició una conflagración bélica en 1879 que derivó en la invasión a Antofagasta. A consecuencia de ello, Bolivia perdió 120.000 kilómetros cuadrados de territorio y más de 400 kilómetros de costa.

Canciller habla de al menos 18 transgresiones
El ministro de Relaciones Exteriores, David Choquehuanca, aseguró que hay por lo menos 18 violaciones de Chile al Tratado de 1904 y a otros acuerdos complementarios de dicho documento histórico, en desmedro de la economía de Bolivia.

1.- Chile vulneró el artículo sexto del Tratado de 1904, en momentos cruciales de la historia boliviana, impidiendo en plena Guerra del Chaco (1932-1935) entre Bolivia y Paraguay, la internación de armas para Bolivia por puertos de Chile.

2.- En 1952 embargó miles de toneladas de estaño boliviano para la exportación, ante la sola gestión del magnate minero Simón I. Patiño.

3.- En 1997 prohibió el acopio y transporte de minerales de plomo en el puerto de Antofagasta. Esta prohibición está vigente hasta el presente.

4.- En 2004 Chile privatizó unilateralmente los puertos de Arica y Antofagasta, pretendiendo obligar a Bolivia someterse a intereses de concesionarios privados y vulnerando los derechos de Bolivia comprometidos en el Tratado.

5.- El 7 de septiembre de 2012, Chile exigió la libreta de tripulante a conductores bolivianos que transportaban carga de ultramar.

6.- El 20 de septiembre de 2012 hubo una huelga de los trabajadores chilenos en la terminal internacional Puerto de Antofagasta y la medida ocasionó grandes pérdidas a Bolivia obstaculizando el libre tránsito.

7.- El 30 de octubre de 2012 se registró una restricción unilateral del ingreso al territorio chileno de varios vehículos de transporte de alto tonelaje de Bolivia con fabricación inferior al año 2000.

8.- El 28 de noviembre de 2012 Chile implementó una exigencia unilateral de permisos ocasionales y permisos complementarios a transportistas bolivianos, así como el decomiso de licencias de conducir.

9.- El 31 de diciembre de 2012 hubo una imposición unilateral de revisiones técnicas de vehículos de transporte pesado, ocasionando grandes filas y perjuicios al transporte internacional boliviano.

10.- El 14 de enero de 2013, provocaron una congestión de camiones de carga de exportación boliviana en el paso fronterizo de Chungará, debido a la falta de servicio eléctrico en dicho lugar.

11.- El 17 de abril de 2013 se procedió a la confiscación unilateral de licencias de conducir de los transportistas bolivianos porque estaban mal parqueados.

12.- En abril de 2013 un paro de actividades de alrededor de 21 días, realizado por trabajadores del puerto de la ciudad de Iquique, perjudicó enormemente el comercio exterior boliviano.

13.- El 17 de abril de 2013 se registró la imposición de normativas unilaterales de transporte internacional terrestre.

14.- El 6 de mayo de 2013, se impuso un seguro obligatorio contra accidentes personales. “¿Por qué recién en 2013? Es imposición unilateral que viola el Tratado de 1904”, aseveró el canciller Choquehuanca.

15.- El 14 y 15 de noviembre de 2013, el paro de la Asociación Nacional de Funcionarios de la Aduana de Chile provocó otro perjuicio al transporte boliviano.

16.- El 19 de noviembre de 2013, otro paro de los funcionarios de la Aduana.

17.- Del 25 al 30 de noviembre de 2013 hubo un nuevo paro de la Asociación Nacional de Funcionarios de la Aduana de Chile.

18.- Del 6 al 28 de enero de 2014 se registró otro paro laboral portuario en Iquique con grandes impactos económicos al comercio exterior de Bolivia. “¿Dónde está ese libre tránsito en todo momento y sin ninguna restricción?”, cuestionó el Canciller.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.