bus

Un estudiante de EE.UU. hizo realidad con sus propios manos el sueño de su vida: vivir viajando. Para ello compró un bus escolar y lo convirtió en una casa moderna y confortable, dividida en cuatro zonas: baño, cocina, salón y dormitorio.

“En la escuela de arquitectura me cansé de dibujar edificios que nunca existirían para clientes imaginarios y con detalles que no entendía. Prefiero trabajar con mis manos, explorando los detalles a fondo y disfrutando del trabajo. Así que para mi proyecto final de carrera decidí comprar un autobús escolar y convertirlo en un espacio habitable”, escribe el estudiante estadounidense Hunk en su blog.

Según el joven arquitecto, la idea de transformar un bus en una casa con ruedas tiene un sinfín de ventajas. Por ejemplo, recorrer miles de kilómetros por todo el país con amigos y familiares.

“El autobús lo compré por 3.000 dólares y pagué otros 6.000 dólares para acometer las mejoras necesarias. No es poco dinero, pero es menos que el pago inicial de una casa, y es menos de lo que necesité para la matrícula del último semestre en la escuela de posgrado”, asegura el estudiante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.