techo

Aidé Barrios Acosta ha vivido la mayor parte de su vida en la plaza 14 de Septiembre. De día se dedica a recoger envases de plástico y de noche se cobija cerca del Concejo Municipal.

La mujer de 65 años hizo del Casco Viejo su morada, desde la muerte de sus padres, hace 40 años. Entonces, sus hermanos lo vendieron todo y la dejaron en la calle, recuerda.

Vive de la caridad de la gente y se alimenta en comedores populares.

Aunque conoce bien el albergue Mosoj Punchay, porque muchos inviernos los ha pasado allí, confiesa que no se acostumbra a vivir en ningún refugio y regresa a su acera. Ahí, se distrae conversando con las vendedoras de golosinas.

Como Aida, 150 personas podrán cobijarse durante dos años en un Centro de Atención Integral Para Personas en Situación de Indigencia y Migrantes.

La coordinadora del Servicio de Gestión Social (Sedeges), Judith Romero, informa que el estudio a diseño final del Centro está concluido.

La infraestructura demandará una inversión de 23.532.411 bolivianos. Actualmente, gestionan los recursos para su edificación en predios de exCordeco.

El Sedeges también elaboró un programa de reinserción social para las personas que viven en la calle y para que los migrantes retornen a sus comunidades rurales.

Dependiendo del caso, la implementación de los planes tiene una duración entre 3 y 24 meses.

Las familias que llegan de municipios deprimidos en épocas determinadas, como Navidad o cuando no hay siembra, participarán de talleres productivos.

Además, de ofrecerles techo y comida les formarán en diferentes oficios como la artesanía, carpintería y gastronomía. Así tendrán más recursos para mejorar su vida en sus pueblos, concluyó.

Datos.

Migración Palomita

El fenómeno se lo puede observar en determinadas épocas del año en que los campesinos llegan masivamente a la ciudad.

En muchos casos los adolescentes son absorbidos por la vida citadina y abandonan definitivamente el área rural.

Habilidad

Los campesinos, en su estadía en la urbe, ofrecen limón, manzanilla, pero también sus artesanías.

Proceso

Las personas en situación de indigencia recibirán un apoyo integral e interdisciplinario. En su mayoría son adultos y adultas y se deben desarrollar sus capacidades.

También se trabajará de manera terapéutica con las familias que migran y los adolescentes.

Producción

Se planificó equipar talleres de producción como una panadería y un centro artesanal.

Los procesos de reinserción social deben ser de largo plazo
Raquel Melgar

Género y Generacional

Los procesos de reinserción social para las personas que viven en situación de calle e indigencia deben ser de largo plazo y sin límite de tiempo.

Los hombres y mujeres que han terminado en las vías públicas han vivido historias difíciles.

En algunos casos se debe al consumo excesivo de bebidas alcohólicas y en otras a síntomas profundos de esquizofrenia u otros daños neurológicos. Se trata de una enajenación mental.

Una de las principales dificultades es la recaída.

Actualmente, se presenta ese fenómeno en los albergues existentes donde permanecen pocos días y regresan a las plazas y otras zonas públicas.

Es importante estar conscientes que en muchos casos no se tendrán los resultados esperados por la dinámica de vida adquiridas.

Están exentos de hábitos y reglas.

Han perdido su capacidad de integrar grupos sociales y de ser parte de una familia.

Es un importante desafío, pero debe haber una mirada integral que aborde los aspectos sociales, psicológicos y económicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.