ken

El brasileño Rodrigo Alves es uno de esos personajes que llama la atención no solo por su obsesión con la belleza perfecta, sino que han sido tantas las cirugías que se ha practicado, que muchos lo apodan el Ken de carne y hueso.

Y luego de haberse sometido a más de 20 tratamientos estéticos, la versión real del novio de Barbie está en Colombia, listo para realizarse una nueva operación, esta vez de nariz, (la cuarta rinoplastia) porque no le gusta la que tiene.

“Quiero una nariz más pequeña, simétrica y respingada. No estoy loco, pero sí convencido de que estos procedimientos me han ayudado a tener más seguridad y confianza en mí mismo”, comentó el brasilero en entrevista con la revista Elenco de Colombia, defendiéndose un poco de quienes lo tachan de materialista y perturbado.

“Tengo también liposucción. Llevo cuatro, incluida una en la espalda. Me hice la marcación de abdominales en Brasil, y me encantó”, comentó el joven, al tiempo que negó que su objetivo sea llegar a ser idéntico a Ken.

“Tengo cara y cuerpo artificiales y tal vez por eso la asociación, y aunque no quiera reconocer el parecido, cuando me comparo con el muñeco noto una semejanza porque tenemos formas simétricas. Mi intención no era parecerme a Ken, pero está bien”.

Rodrigo aseguró que las cirugías le han dado mucha seguridad, pues antes sentía que tenía una apariencia física desagradable que lo ponía muy mal

“Me veía feo. Era como si mi cabeza y mi alma no correspondieran la una con la otra. Sentía que me excluían y que a la gente le gusta lo bonito. Acabo de hacerme los pómulos y los tengo más altos y grandes, como los de Sofía Vergara”, dijo. “En casa tengo una máquina de cristal para exfoliación, otra para matar bacterias de la piel y reactivar el colágeno y otra para blanquear los dientes”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.