delito

Luego de 15 años de investigaciones y de juicios, ayer la juez Segundo de Partido en lo Penal Liquidador de La Paz, Amalia Morales Rondo, determinó emitir sentencia condenatoria de 30 años de presidio sin derecho a indulto para el principal responsable del asesinato y violación de la niña Patricia Flores en 1999, Odón Mendoza.

Mendoza era regente del establecimiento donde se encontró el cadáver de la menor. La abogada Paola Barriga, asesora legal de la familia de la menor victimada en instalaciones de la unidad educativa el 27 de agosto de 1999, dijo que Odón Mendoza, acusado por el delito de asesinato, debe cumplir la condena en el penal de Chonchocoro a partir de la fecha, en la que se tomará en cuenta el tiempo de tres años y ocho meses aproximadamente que estuvo recluido por este caso.

“En la sentencia se ha determinado 30 años sin derecho a indulto para Odón Mendoza de quien se tenía tantos elementos de convicción contra él. Lamentamos que este proceso haya demandado 15 años, (pero) el día de hoy (martes) se ha dictado una lectura de una sentencia totalmente objetiva”, sostuvo la jurista a los medios de comunicación.

Otras sentenciadas

La justicia también determinó una sentencia de un año sin derecho a indulto para la directora de la escuela Juariste Eguino, Dora María del Rosario Villarroel; además para la portera de la mañana, Berna Porcel; y de la tarde, Margarita Uzeda; acusadas por el delito de incumplimiento de deberes.

La abogada observó la decisión de la jueza en contra de la directora del establecimiento, porque consideró que tuvo una participación dentro el caso encubriendo a los responsables de los hechos.

En el caso de la profesora de Patricia Flores, Amparo Lunari, la autoridad judicial determinó absolverla del caso.

Así también a José Luis Flores, un presunto delincuente con antecedentes de violador en serie, quien fue sindicado por el Ministerio Público por tener una presunta participación en la violación y asesinato de la menor. Para Reynaldo Flores, yerno de la portera de la mañana, la jueza también estableció dejarlo en libertad tras no encontrar indicios de responsabilidad. Odón Mendoza anunció que apelará el fallo por lo que la familia Flores aseguró que continuará demostrando la culpabilidad del sindicado.

15 años, un caso “modelo” de retardación de justicia

“Este hecho laceró a los bolivianos porque no hablamos de un asesinato a una niña, sino de los peores vejámenes al que fue sometida Patricia, una inocente que no hizo daño a nadie”, dijo la abogada de la familia, Paola Barriga.

Expresó su satisfacción por la condena, tomando en cuenta que se estableció la culpabilidad de Mendoza, exregente del establecimiento educativo donde estudiaba la niña.

La abogada aseguró que la violación y asesinato de Patricia, que se registró en agosto de 1999, fue el caso más emblemático en el país de retardación de justicia.

“El día domingo hemos tenido una sentencia histórica con el caso de una modelo de Santa Cruz y ahora después de 15 años tenemos una sentencia, pero para ver la realidad como avanza la legislación boliviana”, reflexionó.

Por su parte, la madre de la víctima, Martha Velásquez, dijo que el asesinato de su pequeña hija la atormentó por más de 14 años y agradeció a la jurista que la patrocinó, porque no le cobró ni un solo centavo en el desarrollo del juicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.