pandas

El pasado 29 de julio, nacieron los únicos pandas trillizos del mundo en el zoológico Safari Park Chimelong de Canton (en el sur de China). Este acontecimiento fue considerado como un “milagro” dada la extrema dificultad de este mamífero para reproducirse.

A un poco más de un mes, estos hermanitos se encuentran en buen estado, ya aumentaron de peso y desarrollaron el clásico pelaje negro y blanco.

“Estos trillizos son una nueva maravilla del mundo”, celebró hace algunos días el responsable de la reserva natural de Wolong, el parque de animales donde crecen los pandas. Se recordó también que la tasa de mortalidad del panda al nacimiento es “extremadamente elevada”.

Se trata de los únicos trillizos de panda vivos en todo el mundo, ya que “las posibilidades de que las tres crías sobrevivieran al parto son solamente del uno por ciento”, dijo el director general del parque zoológico, Dong Guixin.

La madre de los pequeños pandas, Juxiao, cuyo nombre significa “sonrisa de crisantemo”, viene del Centro Chino de Protección y de Investigación sobre el Panda Gigante en Wolong, en el Sichuan (suroeste). La madre tardó casi cuatro horas en dar a luz a los tres cachorros, que pesaron en el momento del nacimiento 83, 90 y 122 gramos, una cifra que todos ya han doblado bajo el cuidado de la madre y del extenso equipo médico del centro.

Los trillizos fueron concebidos naturalmente y son fruto del encuentro entre Juxiao, de 12 años, y Linlin, de 18, también del zoo de Canton.

En vía de extinción

El oso panda es uno de los mamíferos en mayor peligro de extinción del planeta y un símbolo nacional de China, el único país del mundo donde hay ejemplares en libertad.

Actualmente viven unos 1600 ejemplares de la especie en estado salvaje, a los que hay que añadir otros 210 en cautividad en reservas y zoológicos de ciudades chinas y de otros países, entre ellas Madrid, Edimburgo (Reino Unido), Beauval (Francia), Washington (Estados Unidos) y Adelaida (Australia).

La especie está críticamente amenazada debido a la destrucción de su hábitat y la desaparición del bambú en su entorno, uno de sus principales alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.