cirugia

La cirugía estética suscita mucho interés, ya que permite realizar mejoras considerables en casos de daños físicos causados por accidentes y malformaciones genéticas. Además, durante los últimos años, se ha convertido en una opción interesante para quienes desean embellecer su persona, debido a los resultados obtenidos y sus costos más accesibles.

Esta cirugía aporta soluciones durables y definitivas. Sin embargo, este tipo de intervención quirúrgica tiene que ser realizada por profesionales habilitados y reconocidos, los cuales deben asegurarse que la salud y estado psicológico del paciente permitan efectuar esta operación.

No debemos olvidar que la cirugía estética y plástica colabora a reparar rostros de personas dañadas, corregir malformaciones congénitas y mejorar la vida de los individuos acomplejados por su físico. Por lo tanto, es primordial que la intervención esté bien planificada y que el paciente tenga una relación de confianza con el cirujano para que se sienta cómodo tanto físicamente como psicológicamente. También debe conocer los riesgos relacionados con esta práctica para poder tomar una decisión. Nunca se debe realizar una cirugía estética de forma apresurada y sin haber recibido previamente todas las informaciones pertinentes.

¿Sabías que?

Información necesaria para tomar en cuenta

Antes de realizar una operación de cirugía estética, debes asegurarte de la calificación del cirujano. De hecho, éste debe tener un título en orden y pertenecer al Colegio de Médicos. No dudes en consultar diferentes profesionales antes de decidirte. También tienes que desconfiar de los médicos que se apresuran, ya que es necesario que te dejen unos días para reflexionar. Asimismo, no aceptes intervenciones sin un previo y detallado presupuesto.

****6 complicaciones que se pueden generar
Anestesia

En el momento de la programación de la cirugía estética, el paciente debe conversar con el anestesiólogo para conocer los riesgos que comporta la anestesia, debido a que ésta puede causar complicaciones severas en la salud del paciente, llegando a generar erupciones cutáneas fuertes y la muerte.

Hemorragia

Aparece cuando se secciona un vaso sanguíneo, el cual libera sangre en abundancia. El cirujano debe controlar la hemorragia coagulando los vasos. Asimismo, antes de la intervención, el profesional tiene que vigilar el funcionamiento de la coagulación sanguínea para limitar los riesgos. Por otro lado, se debe evitar algunos medicamentos, ya que pueden favorecer el sangramiento.

Cicatrizacion

Los pacientes no tienen la misma capacidad de cicatrización, ya que algunos crean una cantidad exacta de tejido necesario para este proceso, mientras que otros producen de más. Es necesario consultar con el cirujano sobre el proceso de cicatrización antes de efectuar la cirugía para que no tengas sorpresas desagradables luego de la intervención.

Precio

Algunos profesionales proponen precios más económicos. En estos casos, debes asegurarte que utilicen productos y materiales de calidad para evitar las complicaciones o infecciones.

Materiales

Las diferentes prótesis utilizadas, implantes y sustancias inyectadas durante una cirugía estética pueden provocar molestias como infecciones, alergias, desplazamiento, ruptura, rechazo, entre otras. Esto debido a la composición y fabricación de dichos productos. Aunque estos riesgos terapéuticos no dependen directamente del cirujano estético, es su deber intentar prevenirlos o tratarlos cuando aparecen.

Infeccion

Puede aparecer una contaminación microbiana durante la operación o luego de la misma. Por lo tanto, después de la intervención, debes alertar al cirujano de la aparición de rojeces, dolores o fiebre, ya que una infección detectada de manera oportuna puede resolverse óptimamente en la mayoría de los casos. Asimismo, se puede evitar las contaminaciones con la toma de algunos antibióticos, los cuales permiten destruir los gérmenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.