piel

Los problemas de hiperpigmentación –esas manchas oscuras que salen sobre todo tras la exposición solar en rostro, manos y escote–aparecen en algún momento de la vida y cada vez son más las mujeres afectadas por ellas.

Estos pigmentos de melanina depositados en la piel, son producidos por unas células especializadas presentes en la epidermis llamadas melanocitos, que fabrican más o menos pigmentos según los diversos estímulos que reciben.

“Uno de los más importantes es la radiación ultravioleta pero también hay otros como las hormonas femeninas o estrógenos, e incluso inflamaciones de la piel por pequeños golpes o traumas. Todos estos factores pigmentan la piel y pueden producir manchas”, explica el cirujano plástico español Dr. Héctor Valdés a EFE.

“Es importante revisar este tipo de manchas, ya que son una alerta para una etapa posterior más avanzada de daño en la que ya hay una degeneración celular con aparición de carcinomas y lesiones malignas o incluso un melanoma, que deben ser extirpados lo antes posible”, recomienda el experto.

Con el inicio de la primavera, y los días de piscina, te damos las claves para evitar antiestéticas manchas.

Cuestión de alimentos

Existen algunos alimentos que tienen propiedades y la capacidad de reducir el exceso de pigmentación. Una de las más importantes es la granada que tiene un reconocido efecto blanqueante, al igual que las semillas de uva. Asimismo, estudios recientes muestran que un aporte suficiente de cobre reduce una serie de reacciones químicas que estimulan la hiperpigmentación. Legumbres, cereales integrales, chocolate y frutos secos son una fuente importante de cobre. También es recomendable la ingesta de alimentos ricos en betacarotenos.

Remedios naturales

Se ha comprobado que algunos alimentos ayudan a eliminar las manchas cuando los aplicamos directamente en la piel. Por ejemplo, la patata cruda en rodajas, el jugo de limón, la mezcla de cebolla y ajo o la cáscara de tomate son sólo algunos de los mejores tips caseros. “Muchas técnicas naturales basan sus resultados en la evidencia de que sí producen un aclarado en la piel. Por ejemplo, el ácido cítrico de muchas frutas provoca una exfoliación de las capas superficiales de la piel con un resultado de aclarado de manchas superficiales”, aclara el Dr. Valdés.

Por otra parte, las algas contiene nutrientes que aportan múltiples beneficios para la dermis: actúan sobre las arrugas haciéndolas menos profundas, ayudan a mantener el tono de la piel, la elasticidad y atenúan manchas, ojeras y bolsas.

Gesto diario

Escoger una buena crema hidratante con protección UV, es esencial para cuidar la piel y evitar las nuevas manchas. Aplica siempre alta protección, sobre todo al realizar actividades al aire libre, así́ evitaremos las reacciones fototóxicas.

¡Adiós manchas!

Lo último para combatir y prevenir las manchas se llama Dermaheal SB, un tratamiento de mesoterapia a base de péptidos bio-miméticos, que reproducen las funciones de los receptores celulares responsables de la producción de melanina. Por su acción preventiva, lo ideal es realizárselo antes del verano. Otro tratamiento ideal es el peeling, en el que se aplica una mascarilla personalizada con diferentes tipos de ácidos (glicólico, salicílico o kójico) en función del tipo de piel.

Disimula con maquillaje

También es importante conocer la mejor forma de disimularlas a través del maquillaje y para hacerlo debes usar ciertos tonos.

Por ejemplo, los correctores anaranjados serán nuestro mejor aliado, ya que son los que utilizan los grandes expertos para corregir e iluminar la piel oscura. Así mismo, los tonos beige te ayudarán a iluminar y los más rosados aportarán ‘buen aspecto’ al rostro.

Un truco para conseguir que aguante toda la jornada es aplicar encima polvos translúcidos.

Cosmética despigmentante

Debes aplicártela por la noche y con la cara limpia, en todo el rostro o sólo en la mancha. Lo ideal cuando se lleva a cabo un tratamiento anti manchas es evitar el sol, por lo que se recomienda usar las cremas más potentes en los meses de frío. Otras más suaves, de mantenimiento, pueden aplicarse en verano, pero su uso no inhibe la melanina, sino todo lo contrario. Por eso es importante lavarse bien la cara por las mañanas para eliminar cualquier resto de producto, ya que el contacto con el sol puede empeorar la mancha.

Expertos de Avène

“A partir de los 40 años, 1 de cada 3 mujeres tiene alguna hiperpigmentación, llegando a ser el 90% de las mujeres a partir de los 50 años”

El sol, principal enemigo

El sol es el enemigo público número uno de la juventud de tu piel y los excesos estivales nos pasan factura, sobre todo después de los 30. Y aunque queremos lucir una piel bronceada (que disimula la celulitis y otras imperfecciones cutáneas), aparecen las primeras arrugas y pecas en el escote y, como no, las manchas en el rostro (generalmente en frente, mejillas, nariz, mentón o en el labio superior, que crea una sombra sospechosa).

La doctora Josefina Royo, directora del Instituto Médico Láser de España, explica a EFE las causas de su aparición: “El melasma tiene una importante predisposición genética, aparece en el 70% de las embarazadas y ocasionalmente en la menopausia, relacionada con la ingesta de anovulatorios a base de estrógenos y progestágenos. Este es el tipo de melasma más resistente incluso puede aparecer con el paso de los años dificultando la determinación de la causa que lo originó”.

Según su profundidad, puede ser epidérmico o dérmico. Otras de las manchas solares más comunes son los lentigos solares (puntos pigmentados de carácter benigno) que aparecen en zonas sobreexpuestas al sol”.

Bronceado sin manchas

En la aparición de toda mancha, ya sea de la edad, directamente derivadas por el sol u hormonales, el detonante suele ser el sol que favorece una concentración irregular de melanina. Así que toma nota de estos consejos para que las manchas no te amarguen el verano.

Siempre protegida. Aplícate un fotoprotector de alto índice (SPF 50) 20 minutos antes de la exposición solar. Repite la aplicación cada dos horas y, aunque la mayoría de los solares son resistentes al agua, no está de más que lo hagas también tras el baño. Mejor que sobre…

Sombreros y pañuelos. Más que un accesorio de moda, son una herramienta más para protegerte de las manchas; sobre todo, si están localizadas en la frente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.