real

El Real Madrid firmó una goleada balsámica en su estreno europeo, que calma la ansiedad de su crisis de resultados, y vapuleó a un endeble Basilea (5-1) en un nuevo juicio al portero Iker Casillas, silbado por un sector del Santiago Bernabéu y ovacionado por la mayoría en un pulso sin sentido.

Los necesitaba Karim Benzema, tanto que Cristiano Ronaldo sacó a relucir su cara más solidaria asistiendo hasta en opciones de tiro. Y también lo consiguió James Rodríguez para cerrar su partido más completo en el Santiago Bernabéu. Recuperó el 4-3-3 Ancelotti y el Basilea nunca supo frenar la velocidad madridista.

Los laterales eran las novedades madridistas. Con Arbeloa justo de físico como para aguantar tres partidos en una semana y Coentrao rotando con Marcelo, que dio más profundidad a su equipo. El tanto recibido no modificó el plan de un Basilea que salió a disfrutar. Casillas detenía un remate blando de Elneny para recuperar confianza y dejaba salir el disparo ajustado de Streller como respuesta al primer tanto blanco.

Llegó un momento que desespera a Ancelotti. Lagunas que solo la motivación o el físico pueden argumentar. El Basilea no creaba excesivo peligro pero sí llegaba.

Fueron dos minutos de brillantez de Bale. Primero marcó y luego asistió. Desde la banda derecha al remate de Cristiano en carrera para que el portugués inicie un nuevo camino a su récord goleador en Europa, ya a un paso de convertirse en el máximo artillero de la historia de la Liga de Campeones. No le obsesiona porque en el cuarto tanto del Real Madrid de nuevo prefirió buscar a Benzema que chutar. El francés chutó abajo y se topó con la parada de Vaclik cuyo rechace lo marcó a placer James.

Con la goleada llegó la relajación y el Basilea marcó el tanto del honor sacando provecho de una contra.

Ancelotti dio minutos a Illarramendi. El poste evitó el segundo suizo, en disparo de Schar y a diez minutos del final Benzema recuperó el gol. Esta vez el intento de Cristiano tuvo premio, pared con espuela incluida y zurdazo arriba del francés que cierra su peor racha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.