pigmeos

Una investigación descubre los genes que causan la baja estatura de este grupo humano, relacionada con su pronta madurez sexual y su escasa esperanza de vida.

La estatura humana es variable. Sin tener en cuenta los trastornos patológicos que conducen al enanismo o al gigantismo, un hombre sano puede medir menos de 1,50 metros -como es el caso de los pigmeos- hasta los 2,15 de algunos jugadores de baloncesto.

Para los científicos, la pequeña estatura de los pigmeos del África Occidental, en Camerún, fue siempre un misterio, pero una nueva investigación de la Universidad de Pennsylvania (EEUU) consiguió encontrar los genes por los que un varón adulto de este grupo humano no alcanza ni siquiera el metro y medio. El estudio, publicado en PLoS Genetics, señala que estos genes están relacionados con la temprana madurez reproductiva, una ventaja importante para los pigmeos, ya que su esperanza de vida es muy corta y oscila entre los 15 y 24 años.

Los investigadores realizaron un estudio de asociación del genoma completo y encontraron varios candidatos en una región del cromosoma 3. Se trata de los genes DOCK3 y CISH, ambos vinculados a la variación del tamaño. El gen CISH también está implicado en la susceptibilidad a sufrir enfermedades infecciosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.