reos

El director departamental de Régimen Penitenciario, Dennis Mejía, fue detenido acusado de complicidad en la matanza de internos en la cárcel de El Abra y por ser parte de la red de extorsión que manejaba el máximo delegado de disciplina del penal muerto en la balacera, Ariel Tancara Sandagorda.

La aprehensión del director de Régimen Penitenciario ocurrió luego de un intento de motín en El Abra que derivó en el encendido de antorchas. Los internos se resistieron a que la Policía realice una segunda requisa en el penal y a que se tomen muestras de absorción atómica (similar al guantelete) a los sospechosos de la matanza. Los reos dijeron atrincherados en el muro perimetral del penal: “No vamos a permitir que entre la Policía hasta que venga, incluso, el Ministro de Gobierno” y “Que nos investiguen a todos, somos más de 500”.

Los privados de libertad ratificaron los cobros por “derecho de piso” y “seguro de vida”. Luego, exhibieron con enfado las últimas poleras que “El Tancara” les obligó a comprar a 300 bolivianos para la entrada de Urkupiña, que se realizó el domingo en El Abra.

El ministro de Gobierno, Jorge Pérez, llegó ayer por segunda vez a la cárcel de El Abra. Al salir del recinto luego de reunirse con los internos informó que varios de ellos relataron quién era realmente el delegado de disciplina. Después, hicieron una radiografía sobre cómo se cometían las extorsiones. Por ello, se tomó la declaración de uno de los reclusos, el Ministerio Público actuó de oficio y dispuso la aprehensión del director de Régimen Penitenciario en el momento.

El primer interno que se atrevió a denunciar a “El Tancara”, dijo que este jefe de disciplina lo extorsionó para sacarle 30.000 dólares. Contó que el antisocial lo amenazó con un cuchillo delante de Dennis Mejía y el exgobernador del penal (Urquidi) para que desista de hacer una denuncia de las irregularidades.

El director de Régimen Penitenciario expresó al momento de ser trasladado enmanillado a la Felcc de Sacaba que se cometía una injusticia con él.

La Fiscalía y el director nacional de Régimen Penitenciario, Raúl Massud, intervinieron las oficinas de Régimen Penitenciario para revisar documentos y registros informáticos. Luego, se procedió a precintar el lugar. Massud aseguró que la aprehensión de Mejía se debe a extorsión, cobros irregulares y abusos. Dijo que a partir de hoy se designará a un nuevo director.

Fiscalía tomará pruebas a todos los internos de El Abra

El fiscal de Distrito, Freddy Torrico, informó que pese a la hostilidad que demostraron los internos para someterse a las pruebas periciales para identificar a los autores de la balacera se extremaran los esfuerzos para esclarecer el caso.

“Inicialmente se hicieron las pruebas a un grupo de diez. Pero, consideramos que es una decisión colectiva de someterlos a todos, por su puesto del Ministerio Público. En estas circunstancias todos son sospechosos. Todos tienen que someterse, mejor si es voluntariamente, a todos los procedimientos”, dijo Torrico.

El Ministerio Público informó que reforzó la investigación con cuatro fiscales y cinco peritos: cuatro peritos en criminología y un químico. “El escenario es bastante complejo, pero, tenemos mecanismos que nos van a permitir avanzar en la investigación”, dijo. En otro tema, la juez de Ejecución Penal, Yolanda Ramírez, sostuvo que sí asistió a la fiesta de la Virgen de Urkupiña a invitación de los internos, como lo hace desde 2008, con el fin de apoyarlos en sus actividades. Agregó que estuvo una hora de 16:00 a 17:00.

Familiares y reos denuncian cobros de “El Tancara”

Familiares de varios internos en El Abra vivían un calvario para mantener a sus parientes con vida, ya que eran víctimas de cobros excesivos para resguardar su seguridad. Ayer, denunciaron que el fallecido delegado de Disciplina, Ariel Tancara, era quien les exigía pagar desde 3 mil hasta 5 mil dólares para no atentar contra la vida de sus seres queridos.

Una de las madres de un interno indicó que estos cobros se dan siempre y que tuvo que pagar para que su hijo no sea golpeado hasta 1.000 dólares. Agregó que por el cuarto y otras actividades también canceló 400 bolivianos.

Los reos del penal aseguraron que “El Tancara” los atemorizaba y “vivían como perros” si no se hacía nada por él. Acusaron a Norma Vargas, Rosa García y Yosué Tobar, parientes de “El Beto”, “El Pilas” y “El Tancara” de recoger los giros de dinero.

Un preso chileno contó que realizó cuatro giros a Rosa García en los que pagó parte de los tres mil dólares que le exigieron para no ser torturado y mantenerse con vida en El Abra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.