fle

No sólo se padece en las edificaciones humanas; el terror de las experiencias paranormales también puede ocurrir en la naturaleza. Uno de estos casos tiene como escenario el bosque de Burkittsville, en Maryland, entorno que inspiró la película de terror The Blair Witch Project (1999). Ahí los primeros asentamientos modernos se instalaron a finales del siglo XVIII. En esa etapa dos hombres competían por el control del pueblo: Henry Burkitt y Joshua Harley, cuya rivalidad se hizo manifiesta hasta en la decisión de cuál nombre dar al pueblo.

En aquel entonces el lugar ya contaba con una historia sobrenatural. En 1735 se había manifestado en él un espíritu maléfico conocido como Schnellegeister, vocablo alemán que significa ‘espíritu veloz’. Era una especie de ave provista de un pico con afilados dientes que supuestamente le permitían succionar la sangre de sus víctimas. En las cercanías también se registró la presencia de otras criaturas de ese tipo. Sin embargo, la mayoría de los reportes sobrenaturales se refieren, como en el caso de Gettysburg, a los combatientes muertos en la Guerra de Secesión durante la batalla de Antietam (1862).
En la zona se improvisaron 17 hospitales de campaña, en especial uno instalado en la antigua curtiduría. Aunque ésta fue derribada, hasta la fecha vuelven los espíritus de los viejos soldados, patean los autos que se estacionan (o los impulsan, ya que se desplazan de forma inexplicable) y dejan en ellos las marcas de sus botas. Cuenta una leyenda que un hombre de apellido Wise recibió el encargo de dar debida sepultura a 50 cadáveres, pero no lo hizo y fue perseguido por los fantasmas hasta que cumplió debidamente con el encargo.

Muchos de los muertos quedaron en tumbas poco profundas, y aunque fueron trasladados al cementerio militar de Washington, en la zona se ven luces y se escuchan ruidos sin origen aparente. Se dice que las almas de los soldados confederados aún empujan cañones invisibles, un castigo por haber perdido la guerra hace más de un siglo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.