620054_gd

Hoy, a siete días de la muerte del bebé de ocho meses, Alexander Choque Villanueva, aún no hay resultados de la investigación sobre la verdadera causa de su muerte y menos aún de los posibles responsables, incluso con necropsia del cuerpo del niño y la detención de siete personas.

En tanto, el Colegio Médico de La Paz determinó un paro de 24 horas para hoy demandando la libertad de los detenidos del Hospital del Niño, cuyo personal mantiene una huelga indefinida desde el pasado lunes.

Acatarán el paro, los profesionales en salud, enfermeras y administrativos exigiendo que se libere a las enfermeras que fueron remitidas al centro de reclusión de Obrajes y suspendan la detención domiciliaria de varios médicos.

El martes, cinco días después del deceso del bebé, se procede a una necropsia cuyos datos se dijo que se mantendrán en reserva, para no entorpecer las investigaciones.

Ayer, estudiantes y docentes de la Facultad de Medicina de la Universidad Mayor de San Andrés se movilizaron en La Paz en demanda de la cesación del arresto domiciliario de un alumno involucrado en el caso del bebé Alexander y en solidaridad por la detención de otros galenos.

El catedrático de esa facultad, Fernando Romero, dijo que “hemos determinado iniciar una serie de medidas exigiendo la libertad de nuestro compañero estudiante que fue injustamente aprehendido y tratado como un criminal y sin tener pruebas”.

Darío Revollo es universitario de último año de Medicina, que fue involucrado en el caso, quien realizaba su internado en el Hospital del Niño y participó en la atención del bebé junto al médico de turno.

La muerte

Aún no se logró determinar en qué momento el menor fue abusado, lo único que detalla el informe es que: “La madrugada del pasado jueves, el médico de turno del hogar le detectó una broncoaspiración. Se trasladó al bebé hacia el Hospital del Niño, de donde fue trasladado al hospital Juan XXIII, donde fue declarado fallecido”.

Sin embargo, las autoridades del hospital Juan XXIII revelaron, durante un informe en el Legislativo Departamental de La Paz, que el bebé Alexander presentaba un “coágulo de olor fétido” en su cavidad anal, lo que hace presumir a los investigadores que el vejamen se hubiera registrado al menos cuatro días antes.

Un día después de la muerte del bebé el médico forense Christian Vargas señala en su informe que la causa de la muerte se debe a: “Anemia aguda severa, por hemorragia externa, laceración de ano sigmoidea, traumatismo anal penetrante (en observación). Lesión sexual contranatural, no se descarta la introducción de miembro viril erecto u objeto de características similares”.

El presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, señaló que el Hospital del Niño ya recibió antes a niños de hogares de acogida con traumatismos. “Que se llegue hasta lo último, que se investigue”, añadió, en entrevista con la Red Erbol.

INSPECCIÓN

La comisión de la Asamblea Departamental de La Paz, que investiga la muerte del bebé Alexander, señaló que los funcionarios del albergue son responsables de este hecho y además confirmaron que fue en ese lugar donde el infante sufrió vejaciones, lo que derivó en su muerte por una anemia aguda por choque hipovolémico pectoral. En la Fiscalía, pese a la reserva declarada por la comisión que investiga la muerte del infante, se conoció que hoy se llevará a cabo una inspección en el hogar Virgen de Fátima.

Dávila visita hogar de niños

La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, informó ayer que una inspección y revisión médica a los niños del centro de acogida Virgen de Fátima, dependiente de la Gobernación, demostró que ellos no tienen signos de violencia.

“Este informe realizado tras la primer inspección a más de 100 niños en el centro de acogida, indica que no hubo ninguna violación o abuso a estos menores”, dijo la Ministra.

Dávila se realizó varias preguntas, por lo sucedido con Alexander, bebé de ocho meses que se encontraba internado en el hogar Virgen de Fátima, dependiente de la Gobernación del Departamento de La Paz, que falleció el jueves pasado, supuestamente como consecuencia de vejámenes que habría sufrido en dicho hogar. “Qué está pasando con la sociedad, qué está ocurriendo. Hay muchos cuestionamientos”, expresó. Asimismo, indicó que se tiene que ver los otros hogares de acogida del país.

El caso llevó a varias autoridades y a la población a pronunciarse por lo sucedido con el bebé Alexander.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.